Tenis

La primera lección de Garbiñe

Arranca el Masters superando a Safarova

Garbiñe Muguruza en el partido contra Lucie Safarova
Garbiñe Muguruza en el partido contra Lucie Safarova

Garbiñe Muguruza celebró su estreno como número tres del mundo con la primera victoria en el Torneo de Maestras. La primera española que compite en las Finales de la WTA desde que lo hiciera en 2001 Arancha Sánchez Vicario demostró que su candidatura al título en Singapur está más que justificada. Sin Serena Williams cuesta encontrar una jugadora que haya alcanzado el final de la temporada al nivel de Muguruza y eso con un reciente cambio de entrenador incluido. La checa Safarova, a la que no había ganado todavía, cayó en una hora y 56 minutos después de un primer set brillante y una segunda manga en la que respondió en los momentos críticos para situarse a un paso de las semifinales. Su siguiente rival será Kerber, que ayer se deshizo de Kvitova. Los tres precedentes entre la alemana y la española fueron para Muguruza.

«Estoy manejando mejor las situaciones en lugar de intentar siempre lo mismo y frustrarme», aseguró la española después del partido. Con la llegada del francés Sam Sumyk a su palco, su juego no es que haya cambiado, se ha reinventado. Garbiñe sigue siendo una de las mejores pegadoras del circuito, pero ahora ofrece más alternativas. Se mueve mejor y es tan agresiva con el revés como con su derecha. El gran cambio es que ya no pega por principio, ahora lee mejor los partidos y eso la convierte en una amenaza para cualquiera. «Se trataba de seguir igual de agresiva, pero de una forma más constructiva», dice. Ahora se trata de que su participación en el cuadro de dobles no lastre su presencia en el individual.