MENÚ
martes 13 noviembre 2018
19:59
Actualizado
  • 1

Wimbledon: Un obstáculo «español» para que Nadal mantenga el número uno

El manacorense se mide al joven De Miñaur, de madre española y que vive en Alicante, pero que juega por Australia, país donde nació y que le hizo crecer como tenista

  • El tenista austrialiano Alex de Minaur durante su encuentro de la primera ronda del torneo de Wimbledon. EFE/ Sean Dempsey
    El tenista austrialiano Alex de Minaur durante su encuentro de la primera ronda del torneo de Wimbledon. EFE/ Sean Dempsey
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

06 de julio de 2018. 17:36h

Comentada
Francisco Martínez.  Madrid. 6/7/2018

ETIQUETAS

«Con Nadal sólo he cruzado un hola y adiós, y en español», dice Álex de Miñaur. Porque él habla perfectamente la lengua de Cervantes. Cómo no, si su madre, Esther, es española y su padre, Aníbal, es uruguayo. Entonces, ¿por qué juega para Australia? Allí nació y allí tenían sus padres un restaurante. Después se vinieron a Alicante porque abrieron un lavadero de vehículos, y en la localidad valenciana dio sus primeros pasos como tenista, como explica Esther en un artículo en «El Español». Ella asegura que pidieron ayuda a la Federación Española y a la Valenciana, pero no la obtuvieron. En cambio, el mítico Todd Woodbridge se enteró de que un joven que apuntaba alto tenía la doble nacionalidad. En 2011, le llevó a Roland Garros a pasar unas bolas y comprobó al momento el potencial. Ahí había un posible tenista de futuro, y se lo llevó a Australia con todo pagado para que siguiera progresando. Ahora vive en Alicante, pero ayudado también por la Federación «aussie», por quien ya ha competido en la Copa Davis. Su capitán, Lleyton Hewitt, ex número uno del mundo, es como una especie de «padrino» del joven tenista. Incluso han llegado a jugar juntos en dobles en algún torneo. Ésta es, a modo muy resumido, la historia del rival de Rafa Nadal en la tercera ronda de Wimbledon, el sábado. Un partido que si el zurdo de Manacor logra vencer le servirá para mantener el número uno del mundo, pase lo que pase con Federer en la catedral del tenis.

«Él es bueno. Es joven. Es peligroso. Buen jugador. Así que veremos», definió Rafa a De Miñaur. El australiano es el 80 del mundo, pero este 2018 ha tenido resultados más que interesantes, sobre todo al comienzo, cuando fue capaz de ganar en pista rápida a jugadores como Verdasco, Feliciano López, Benoit Paire o Milos Raonic. En la Davis, ante Alemania, llevó a Zverev al quinto set. El chaval de 19 años es un tenista al que define la tenacidad y la fuerza mental. Se mueve muy bien en la pista y golpea el revés a dos manos. En la previa al partido se declaró más «federista» que «nadalista»

Nadal, como siempre en Londres, va de menos a más. Las cinco finales que ha jugado en Wimbledon, con dos triunfos, han sido similares: siempre ha jugado mejor la segunda semana que la primera. No se vio la mejor versión del balear ante Kukushkin, pero tampoco perdió ningún set y fue más sólido en los momentos importantes.«De Miñaur también es un buen desafío para mí», cuenta Nadal, que aspira a seguir creciendo.

Últimas noticias