Ganó el Nástic, que luchaba por no descender. El Huesca ya había ascendido a Primera

Una imagen del Huesca-Nástic investigado
Una imagen del Huesca-Nástic investigado

Una denuncia presentada por LaLiga en mayo de 2018 ante el posible amaño en el Huesca-Nástic al final la temporada pasada originó la operación que la Policía Nacional desarrolla este martes y en la que se ha procedido a la detención de varias personas, entre ellas algunos futbolistas.Fuentes de LaLiga han confirmado a Efe la presentación de la denuncia hace ahora un año ante las sospechas de supuestas irregularidades detectadas en un encuentro por su departamento de Integridad y Seguridad.

LaLiga denunció el posible amaño al detectar extraños movimientos en las apuestas, con una gran cantidad de dinero procedente de Ucrania que apostaba a favor del Nástic. El Huesca era líder de la Liga y matemáticamente ya había ascendido a Primera y el Nástic estaba un punto por encima del descenso. Las estadísticas de aquel partido reflejan un dominio del Huesca abrumador en la posesión y ocho disparos del Nástic, pero sólo uno a portería, el gol.

La Policía desarrolla desde primera hora de la mañana esta operación contra el amaño de partidos de fútbol para obtener beneficios en apuestas deportivas, según han informado a Efe fuentes policiales.

Entre los detenidos figuran varios futbolistas, entre ellos el exjugador del Real Madrid Raúl Bravo; Borja Fernández, recién retirado como jugador en activo tras jugar las dos últimas temporada en el Real Valladolid; y Carlos Aranda, exjugador de varios equipos de Primera División, han precisado a Efe fuentes próximas a la investigación.

También han sido arrestados Agustín Lasaosa, presidente de la Sociedad Deportiva Huesca, y Juan Carlos Galindo Lanuza, jefe de los servicios médicos del mismo club.

Un dispositivo policial se ha desplegado esta mañana en la sede de la entidad oscense. EFE