Zidane, tal día como hoy

Zidane, que se estrenó con una goleada al Deportivo, recibe a los gallegos en el momento más delicado desde que llegó al banquillo.

Zizou, sonriente, ayer, en Valdebebas
Zizou, sonriente, ayer, en Valdebebas

Zidane, que se estrenó con una goleada al Deportivo, recibe a los gallegos en el momento más delicado desde que llegó al banquillo.

Repite Zidane una y otra vez que en los banquillos, y más en el del Real Madrid, no existe otra cosa que el ahora. El presente es lo único que cuenta ya sea tu primer partido o el número 122. Contra el Deportivo en el Bernabéu se estrenó Zidane como técnico blanco y más de cien encuentros después recibe a los gallegos en el momento más delicado desde que llegó al cargo. Después de la derrota ante el Villarreal, Zizou pedía victorias como medicina para superar la depresión y cuanto antes mejor. El triunfo en Leganés fue sólo eso, un buen resultado en otro partido con sensaciones complicadas, y hoy llega el Dépor en lo que hubiera sido un domingo cualquiera en otro momento, pero no en estas circunstancias. El técnico espera un «click» que cambie la inercia, que se recupere la puntería y que la racha cambie para los meses en los que se van a decidir los títulos. Él se siente fuerte, aunque consciente como el primer día de que «puede pasar de todo». «No pienso en negativo, siempre pienso en positivo. Nunca voy a tirar la toalla. Voy a pelear como siempre me han enseñado. No me voy a rendir nunca, como representan los valores de este club», aseguraba.

La BBC como terapia

Poco más de dos años separan estas dos visitas del Deportivo, en los que caben ocho títulos, 86 victorias, 23 empates, 12 derrotas y hasta un récord de choques consecutivos marcando. Mucho crédito que en el Real Madrid se pone en juego cada noventa minutos. Sean cuales sean. Para los de esta tarde, los tres delanteros estrella están por fin disponibles y en la convocatoria. Dos factores que casi siempre que se han unido se han traducido en la titularidad del tridente. Puede que sea la mejor forma de recuperar la sonrisa y darle un empujón a la estadística de los goles a favor, más raquítica que cualquier otro invierno últimamente.

Con Vallejo fuera por una rotura muscular en el bíceps femoral y Ramos dispuesto para reaparecer la próxima semana, Zidane volvió a referirse a su vestuario como una piña de la que no quiere que se marche nadie ni ningún otro futbolista llegue en el mercado de enero. «Nada. No vamos a fichar. Nunca vamos a tener problemas entre el club y yo. Las cosas se hacen juntos y si hablamos de algo, siempre con el club. No hay opiniones distintas. Luego tienes que buscar a otra persona y preguntar, pero si me preguntas a mí, no creo que haya una opinión distinta entre el club y el entrenador», reclamaba el francés, empeñado en que Kepa, un delantero y lo que haga falta lleguen con la temporada terminada. De momento, quiere dar confianza a los suyos y mostrarles que sigue con ellos: «La solución está dentro de nosotros, tenemos que demostrar quiénes somos»... Como el primer día y como hoy.

Real Madrid: Keylor; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Modric, Casemiro, Kroos; Bale, Isco o Benzema y Cristiano.

Deportivo: Rubén; Juanfran, Schär, One, Luisinho; Borges, Guilherme, Mosquera; Lucas Pérez, Andone y Adrián.

Árbitro: Fernández Borbalán (Andaluz).

Estadio: Santiago Bernabéu.