Transportes prepara un plan nacional para mejorar los trenes de Cercanías

La idea es integrar las propuestas ya hechas para diferentes núcleos Fomento presentó proyectos de actuación para Asturias, Cantabria, Comunidad Valenciana y Madrid

Imagen de varios trenes de Cercanías en Madrid
Imagen de varios trenes de Cercanías en Madrid

Pese a tratarse del servicio ferroviario más utilizado -más de 400 millones de viajeros anuales-, Cercanías arrastra multitud de problemas que el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, ha achacado a la falta de inversión que arrastra. A principios de mes, Ábalos anunció un plan de choque para arreglar los problemas más acuciantes que esta red tiene en la Comunidad Valenciana. Pero el objetivo de su Departamento es más ambicioso y pasa por buscar una solución global a los problemas de Cercanías. Según han confirmado fuentes de Transportes, el Departamento va a desarrollar un Plan Nacional de Cercanías de Movilidad Urbana en colaboración con todas las administraciones. El punto de partida del proyecto serán los planes de mejora ya presentados en diferentes núcleos que pretendían abordar de manera independiente este problema.

Transporte llevó a cabo un análisis de la situación de distintos núcleos de Cercanías de España que dieron paso a cuatro planes de actuación en los que tanto Adif, propietario de las infraestructuras; como Renfe, operador incumbente que aporta el material rodante, tienen un papel determinante. Las zonas que se iban a beneficiar de estos planes eran la Comunidad de Madrid, Asturias, Cantabria y la Comunidad Valenciana.

Más de 7.500 millones en varios planes

Desde Transporte no detallan la cuantía de la inversión que estarían manejando. La inversión más cuantiosa en los planes ya presentados es la de Madrid, con más de 5.000 millones de euros. En el caso de Asturias, se proyectaban actuaciones en materia de infraestructuras y material rodante por valor de 580 millones; 511 millones en el caso de Cantabria y 1.436 en el de la Comunidad Valencia. Otras regiones también han reclamado inversiones para mejorar su red de Cercanías. La Genrealitat de Cataluña, por ejemplo, aseguró la semana pasada que no dará un paso para alargar la explotación del servicio de Rodalies a Renfe hasta que el Gobierno no «culmine» el traspaso desde el punto de vista económico tras recordar que hace diez años se comprometió a realizar una inversión de 4.000 millones de euros.

Entre 2015 y 2018, Adif ha invertido en nuevas infraestructuras 1.121 millones de euros en el caso de la alta velocidad. En contraposición, apenas ha gastado 43 millones en la red convencional, según datos de Competencia.