¿Podré pagar mi hipoteca si el euríbor sube más? Descubre la regla del 35%

Hay que tener cuidado con las bonificaciones

EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - A

Actualmente, y pese a los esfuerzos de la banca para potenciar sus tipos fijos, contratar una hipoteca variable es la opción más barata a corto plazo, pues los intereses de estos productos son más bajos. Sin embargo, estos créditos tienen un inconveniente: si el euríbor (el índice al que están ligados) sube, sus cuotas se encarecen. Y esta referencia lleva ya unos meses al alza, lo que ha disparado las alarmas de los clientes más prudentes. Para aquellos que se planteen elegir un interés variable para financiar su nueva vivienda, desde el comparador financiero HelpMyCash.com han ideado un sencillo cálculo que puede realizarse para asegurarse de poder pagar las mensualidades sin problemas en prácticamente cualquier escenario.

Calcula la cuota con varios valores del euríbor

Este método consiste, en primer lugar, en calcular a cuánto ascenderían las cuotas de esa futura hipoteca variable con varios valores medios del euríbor, como al 1%, al 2% o al 3%. En ese sentido, cabe decir que la cotización de este índice no ha alcanzado el 3% en los últimos 10 años, aunque los más desconfiados pueden simular las mensualidades con su valor máximo histórico (5,390%). Estos cálculos pueden llevarse a cabo con la calculadora gratuita de cuotas de HelpMyCash.com.

Una vez simuladas esas mensualidades, solo queda comprobar que su importe, sumado al de las otras deudas que se tengan, no supere el 35% de los ingresos netos de los titulares. Y es que ese es el porcentaje que, por norma general, se aconseja dedicar como mucho al pago de los distintos créditos bancarios, pues superarlo podría provocar el sobreendeudamiento de los prestatarios.

Pongamos, por ejemplo, que queremos contratar un préstamo de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más 1%. Si este índice alcanzara el 3%, las cuotas de esta hipoteca serían de hasta 791,76 euros mensuales. Por lo tanto, deberíamos cobrar un mínimo de unos 2.300 euros al mes entre todos los titulares (aproximadamente el 35%) para poder pagarlas sin problemas.

Ten cuidado con las bonificaciones

Desde el comparador alertan, sin embargo, de que hay otro factor que puede encarecer las cuotas de estas hipotecas: la pérdida de bonificaciones. En muchos casos, los bancos rebajan el tipo aplicado a cambio de mantener contratados productos suyos, como seguros o tarjetas. Por lo tanto, si en algún momento no se cumple ese requisito, se pierde el derecho de conseguir esa reducción y, en consecuencia, suben tanto el interés como el importe de las mensualidades.

Así las cosas, es aconsejable saber cuál podría ser el diferencial aplicado (la parte que se suma al euríbor para determinar el interés) en caso de no tener contratado ningún otro producto del banco. Y con ese dato, lo siguiente que habría que hacer sería calcular qué cuota se pagaría con un euríbor más alto, como en el caso anterior, para asegurarse de que esa mensualidad no superara el 35% de los ingresos de los titulares.

Elige la mejor hipoteca variable posible

Asimismo, y como es lógico, los expertos de HelpMyCash.com aconsejan contratar una hipoteca variable con un tipo atractivo para que las cuotas sean tan asequibles como sea posible. Por ejemplo, entre las mejores ofertas de esta clase podemos encontrar productos como la Hipoteca Inteligente de Evo Banco (desde euríbor más 0,69%), la Hipoteca Open de Openbank (desde euríbor más 0,79%) o la Hipoteca Pibank (desde euríbor más 0,95%).

El interés, eso sí, no es lo único importante a la hora de valorar si un préstamo hipotecario es atractivo o no. Así, desde el comparador recomiendan fijarse también en los productos necesarios para conseguir ese tipo, en las posibles comisiones, en la financiación máxima que ofrezca el banco, etc.