Coronavirus

Makro también venderá al consumidor final

Se alía con Lola Market para vender a través de internet sus productos que hasta ahora sólo vendía a empresas o autónomos

LA ECONOMÍA SE RESIENTE POR LA CRISIS DEL CORONAVIRUS
Centro logístico de Makro en MadridOscar J. Barroso / Europa Press Oscar J. Barroso / Europa Press

Makro no quiere volver a sufrir un cierre total en caso de un nuevo confinamiento. La compañía, un “Cash and Carry” de distribución mayorista especialistas en hostelería y alimentación a cuyos productos hasta ahora sólo tenían acceso autónomos o empresas, va a dar el salto a la venta al consumidor final a través de internet. Desde hoy ya es posible que cualquier ciudadano haga su compra en Makro gracias al acuerdo al que la empresa ha llegado con la plataforma online especializada en alimentación, Lola Market (https://lolamarket.com/es/es/). Esta compañía está ya presente en Alicante, Barcelona, Badalona, Barberá del Vallés, Valencia, Murcia, Sevilla, A Coruña, Bilbao, Pamplona, Zaragoza y Madrid, ciudades en las que ya se pueden comprar los productos de Makro por internet.

Durante las semanas en las que España permaneció confinada, la actividad de Makro quedó prácticamente congelada debido a su altísima dependencia de los profesionales de la hostelería, cerrados también para combatir la pandemia del coronavirus. La compañía, de hecho, llegó a solicitar permiso al Gobierno para reabrir sus establecimientos para vender el consumidor final argumentando que, de ese modo, contribuiría a garantizar el suministro de alimentos a la población.

Surtido de 4.000 referencias

La compañía alemana asegura que ha diseñado “un surtido que incluye referencias creadas con el asesoramiento de profesionales de la cocina”, así como una amplia selección de productos de sus marcas propias (Makro Chef, Makro Premim, Makro Professional, Rioba o Aro). También tienen incluye productores locales. Entre todas ellas, suman un total de casi 4.000 referencias de alimentación, higiene, limpieza o frescos en formatos de uso doméstico, según ha explicado la empresa.

Para comprar los productos de alimentación y frescos de Makro a través de internet, es necesario acceder a la plataforma LolaMarket (vía web o app). Una vez introducido el código postal de entrega, así como seleccionada la correspondiente tienda, el cliente debe realizar la compra online y elegir la franja horaria en la que desee recibir el pedido. A continuación, un personal shopper acude al punto de venta y completa el proceso de compra. Finalmente, un repartidor entrega el pedido en el domicilio especificado por el cliente.

Para Makro su principal cliente sigue siendo el profesional de la hostelería y su foco, apoyar al canal Horeca, especialmente en estos momentos en los que han sufrido las consecuencias de la crisis sanitaria. No obstante, el acuerdo con Lola Market permite a la compañía “llegar a otro segmento de público que nos reclamaba poder comprar algunos de los productos que hasta ahora estaban reservados al profesional”, según asegura.