Coronavirus

Dónde invertir en Bolsa este verano

Los mercados resisten pese a los nuevos brotes y esperan noticias positivas relacionas con el Covid-19 para recuperar definitivamente la tendencia alcista

La bolsa española cae 1,44 % y se acerca a 7.400 puntos al recoger beneficios
La bolsa española perdió este marte el 1,44 %, acercándose a los 7.400 puntosAna BornayEFE

Volátil sigue siendo el adjetivo que mejor define a la Bolsa desde el inicio de la crisis sanitaria. Las fluctuaciones continuarán durante lo que queda de verano, aunque en un entorno positivo para invertir, eso sí, con prudencia. El Ibex 35 afronta una nueva temporada estival atípica. No obstante, las de los últimos años tampoco fueron especialmente buenas. Desde su destino vacacional, muchos inversores con aversión al riesgo se plantearán si ahora es un mejor momento para lanzarse a la piscina y volver a destinar parte de sus ahorros a la compra de activos. Otros estarán deseosos de aprovechar los bajos precios para invertir en los activos más dañados a la espera de su recuperación. Borja Ribera, profesor en EAE Business School y asesor financiero en GVC Gaesco, explica a LA RAZÓN cómo se están comportando las plazas globales este verano y cuáles son las mejores oportunidades de inversión.

La Bolsa espera con ansias buenas noticias que eleven el optimismo y generen una tendencia al alza. Pese al atolladero en el que se encuentra la economía global, el Ibex 35 se mantiene en un entorno bastante positivo. “En nuestra realidad el Covid no está al máximo, pero en el mundo sí y aún así la Bolsa sigue estando fuerte”, apunta Ribera. Al inicio de esta semana se situó en niveles desconocidos desde hace casi un mes, al rozar los 7.600 puntos al cierre. Estos pasos hacia la recuperación se debieron a un aumento de la confianza inversora en la zona euro, a la subida de las plazas asiáticas y la mejoría de la actividad en el sector servicios estadounidense.”No creemos que la vacuna vaya a llegar pronto, pero sí en medicinas que puedan paliar los efectos de la enfermedad”, explica Ribera, lo que mantendría la volatilidad en la misma línea y sin grandes descensos. “Aunque están habiendo rebrotes, la Bolsa no está cayendo en exceso. Lo que sí es cierto es que si fuéramos a un segundo confinamiento extremo como el que hemos vivido, cosa que puede ocurrir, entonces la situación sí que sería crítica”, añade el profesor en EAE Business School. Además, en el medio y largo plazo habrá más turbulencias, ya que en noviembre están previstas las elecciones estadounidenses, advierte Ribera.

¿Cómo se comporta la Bolsa en verano?

“Tradicionalmente, la época estival suele enfriar los mercados bursátiles, ya que los volúmenes de negociación tienden a caer y, como consecuencia, la volatilidad a dispararse, dado que los mercados se mueven de forma más abrupta durante las vacaciones. De hecho, los gráficos de evolución demuestran que hay dos períodos claramente diferenciados: el que oscila entre mayo y octubre y el comprendido entre noviembre y abril. En concreto, desde 1995, el selectivo español se ha enfriado durante los meses más calurosos y ha subido con claridad desde noviembre hasta abril, en línea con el resto de plazas”, aclaraba Pedro González en LA RAZÓN hace un año. Borja Ribera lo corrobora: “En los últimos tres años, la Bolsa se ha comportado con volúmenes cada vez más pírricos, es decir, más bajos, y con caídas importantes del mercado”.

Esto no implica que los meses de verano sean malos para invertir, muchos menos los del verano posconfinamiento, en el que los precios de los activos también están de rebajas. “Este año encontraremos la Bolsa muy baja, a precios muy atractivos y expectantes de alguna noticia positiva por parte del Covid. Si eso ocurriera podría ser un mes con una volatibilidad bastante alta y con un volumen más elevado que el de los últimos meses de agosto”, apunta Ribera.

¿Es buen momento para invertir?

Sí, lo es. El mercado está en oportunidad de compra clara debido a los bajos precios, aunque el tipo de inversión dependerá del riesgo que esté dispuesto a asumir. Los hay que tienen más aversión al riesgo y luego están los que aprovechan los momentos de crisis para realizar inversiones especulativas. Existen activos idóneos para ambos perfiles.

Los activos relacionados con el turismo, como los hoteles y las aerolíneas son activos especulativos, ya que ante una noticia positiva en relación al Covid-19 serían unos de los que subirían con mayor fuerza. Otras de las acciones más dañadas y que por tanto se encuentran a unos precios asequibles son las de bancos y petroleras. Borja Ribera recomienda también invertir en empresas de telecomunicaciones durante estos meses de verano. Lo cierto es que no hay apenas ningún sector que no se haya visto afectado por esta crisis sanitaria y económica. No obstante, hay que tener en cuenta que todo acabará volviendo a la normalidad, y tras una fuerte bajada la subida será de la misma magnitud. La clave esta en diversificar. Por ello, en caso de encontrar una vacuna o medicamentos que ayuden a lidiar con la enfermedad, las farmacéuticas también pueden ser un buen destino para una parte de sus ahorros- Si el inversor quiere primar la seguridad sobre la rentabilidad, el oro, uno de los grandes activos refugio en épocas de incertidumbre, supera los 1.800 dólares por onza, su nivel más alto desde hace nueve años.

¿Cuánto debe invertir?

En definitiva, es momento de entrar a los mercados, que cuentan con opciones para todos los inversores. La cautela y la precaución son el mayor consejo que da el profesor del EAE Business School. La forma idónea de entrar en Bolsa según Ribera es destinando a inversiones el 50% de los ahorros que no necesite en un plazo de un año. De esa mitad, un 25% o 30% se puede invertir ya hasta comprobar cómo evolucionan esos activos e invertir el porcentaje restante tras la primera toma de contacto.