El precio de la vivienda sube al menor ritmo de los últimos cinco años

Avanza un 2,1% en el segundo trimestre del año, según el INE

El precio de la vivienda está perdiendo fuelle de forma cada vez más acusada . En el segundo trimestre del año, coincidiendo con el pico de la pandemia del coronavirus, avanzó un 2,1% en tasa interanual, lo que constituye su menor avance desde 2015, según los datos desvelados hoy por el INE. Aunque con este nuevo avance acumula ya 25 trimestres consecutivos de subidas interanuales, la pérdida de impulso del sector es evidente. Hace un año, el incremento alcanzó el 5,3%, más del doble; y en el primer trimestre lo hizo un 3,2%.

La vivienda usada es que la está acusando más duramente el ajuste de los precios. Si en 2019 sus precios crecían a un ritmo del 5%, el pasado apenas avanzaron un 1,8%. En el caso de la nueva, crecieron un 4,2% frente al 7,2% de hace un año. El nuevo producto que está saliendo al mercado se ajusta más a las necesidades de las familias que ha destapado el coronavirus, lo que está haciendo más resistentes su precios. No obstante, respecto al primer trimestre del año, este tipo de viviendas experimentó también una caída del 2,2% en sus precios.

Crisis del sector, no pandemia

Aunque la pandemia del coronavirus está teniendo un impacto innegable en la actividad económica, desde los diferentes portales inmobiliarios apuntan más a la propia dinámica del sector que a la crisis sanitaria como responsables de la ralentización de los precios. “Estas estadísticas hacen referencia a los meses del año donde la actividad inmobiliaria se ha visto más afectada por el Covid-19, pero su evolución responde más a la propia tendencia del sector que a la parálisis provocada por la pandemia. Deberemos seguir atentos a las cifras de los próximos trimestres para ver los efectos que la crisis pueda tener en los precios de la vivienda a largo plazo”, ha asegurado Ferran Font, jefe de Estudios de pisos.com.

Desde Fotocasa, su directora de Comunicación, Anaïs López, asegura en la misma línea que “ya hace meses que avanzábamos que la evolución de los precios y la actividad en el mercado ya se esperaba que iba a ser más moderada en 2020 respecto a las fuertes subidas que vimos durante los años anteriores, fruto de la desaceleración económica”. En general “la moderación en los precios seguirá durante 2020 como consecuencia del contexto macroeconómico nacional e internacional y es posible que en los próximos trimestres el INE empiece a registrar las primeras caídas en los precios”, remata López.