Glovo realizará entregas “ultrarrápidas” de cualquier producto en menos de 40 minutos

La compañía no se plantea cambiar su modelo laboral pese a que el Supremo ha dictaminado que los “riders” son falsos autónomos

Un repartidor de Glovo en MadridRodrigo JiménezEFE

La compañía de envíos Glovo invertirá 20 millones de euros en España en 2021 para desarrollar entregas “ultrarrápidas” de todo tipo de productos dentro de una ciudad. En una rueda de prensa este jueves para explicar la estrategia de crecimiento, el director general de Q-commerce de Glovo, Daniel Alonso, ha explicado que la empresa quiere liderar la denominada “tercera generación del comercio”, o Quick Commerce, basada en entregas por debajo de 40 minutos de productos más allá de la comida a domicilio. Alonso ha comparado esta tipología de comercio para el usuario con “el grifo de una casa” que se usa cuando se necesita, sin planificarlo y tanto para grandes como pequeñas cantidades.

La mayor parte de los 20 millones se usarán en comunicación para dar a conocer el servicio y también en la ampliación y adecuación de los equipos. Se trata de una unidad de negocio que Glovo ya tiene en funcionamiento en algunos países, pero que se quiere intentar extender posteriormente a nivel global, principalmente en Europa y África.

La extensión de la unidad de Q-Commerce se hará a partir de tres patas: las darkstores, almacenes propios de la empresa en las ciudades que funcionan como supermercado a domicilio; la alimentación, con la colaboración de grandes supermercados y tiendas más pequeñas, y la línea de retail, con alianzas con firmas como Douglas, Clarel y El Corte Inglés para la compra de productos como juguetes, electrónica y papelería.

Alonso ha señalado que actualmente la distribución de facturación en la unidad de Q-Commerce es 60% darkstores, 30% alimentación y 10% retail, y ha destacado que es difícil aventurar cómo evolucionarán los porcentajes con la inversión de 20 millones. Actualmente cuenta con 22 darkstores y confía en llegar a 100 el año que viene incluyendo ciudades como Sevilla, Valencia, Zaragoza y Oporto (Portugal).

Sin cambios con los riders

Alonso ha señalado que aunque algunos comercios ya dispongan de herramientas propias para desarrollar el eCommerce, se pueden beneficiar de asociarse a Glovo gracias “a la asociación de la marca con la inmediatez”.

Para hacer frente a esta nueva estrategia, Alonso piensa que no hará falta extender su flota de “riders”, sino aumentar sus jornadas laborales. El responsable de Glovo no quiso pronunciarse respecto a futuras contrataciones, pero sí confirmó que, por el momento, no cambiarán su modelo laboral, pese a la sentencia del Tribunal Supremo el pasado mes de septiembre, cuando dictaminó que los “riders” actúan como falsos autónomos. El Gobierno ya presentó este miércoles en la reunión de la mesa de diálogo social una nueva propuesta sobre la regulación del trabajo a través de plataformas digitales que se debatirá en un encuentro con los agentes sociales la próxima semana.