Actualidad

Los hosteleros irán a Bruselas a denunciar la inacción del Gobierno de Sánchez con su sector

El Consejo de Ministros volvió a dejar pendiente el plan de ayudas prometido hace un mes

Uno de los asistentes a la manifestación en apoyo a la hostelería de Valladolid
Uno de los asistentes a la manifestación en apoyo a la hostelería de Valladolid FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) EUROPA PRESS

“Hasta aquí hemos llegado. Otra oportunidad más perdida por el Gobierno para salvar la hostelería, que necesita las ayudas para ayer, no para hoy o para mañana. Nosotros no creemos en Alicia en el país de la Maravillas, creemos en un país en el que los dirigentes protegen a sus trabajadores, no los ignoran, como ha vuelto a hacer el nuestro”. Esta es la contundente respuesta de José Luis Yzuel, presidente de la patronal Hostelería de España, tras conocer que el Consejo de Ministros ha vuelto a obviar la aprobación del prometido plan de ayuda al turismo y a la hostelería.

Por ello, la patronal que engloba a bares, cafeterías y restaurantes ha decidido dar un paso más en sus reivindicaciones y acudirá a los estamentos europeos para “poner en marcha una vía de interlocución directa con la Unión Europea, ya que aquí no obtenemos ninguna respuesta”, advierte Yzuel. Su intención es que las autoridades comunitarias conozcan “de primera mano lo que está sucediendo con la hostelería en España, a la que no se le está facilitando una salida. Nos estamos arruinando y las ayudas no llegan”. Pretende que los fondos aprobados desde Bruselas para la recuperación económica consignen una partida específica para la hostelería, dentro de los que se han asignado a España.

Desde la patronal se recuerda que ha pasado ya un mes desde que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, asumiera públicamente el compromiso público de aprobar un plan urgente de ayudas al sector, que fue posteriormente rubricado por el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la semana pasada, “pero seguimos esperando. Es inadmisible este retraso con la excusa de que se está negociando con comunidades y ayuntamientos. Ellos ya están cumpliendo con ayudas directas según la región, pero hace falta un plan general en todo el país para que sea realmente efectivo y esa inyección de 8.500 millones a fondo perdido que necesitamos imperiosamente”, reclama Yzuel.

Si se mantuviera “la inacción del Gobierno” se pondrán en peligro hasta 100.000 establecimientos de aquí a final de año y la pérdida de hasta 1,1 millones de empleos, que se sumarán a los 65.000 locales cerrados y los 600.000 empleos desaparecidos, entre directos e indirectos. “No pedimos nada extraño, sólo las mismas medidas que se han puesto en marcha en el resto de Europa, con muchos menos peso turístico que nosotros”. Eso es lo que van a contar a las autoridades comunitarias que les escuchen.