Abertis gana 1.880 millones, el mayor beneficio de su historia, impulsada por Cellnex

Sin las plusvalías de la operación, las ganancias crecen un 7%. Estudia seis posibles compras

Sin las plusvalías de la operación, las ganancias crecen un 7%. Estudia seis posibles compras

Abertis cerró 2015 con un beneficio histórico. La líder mundial en concesiones de autopistas de peaje logró unas ganancias de 1.880 millones de euros, un 187% más que el ejercicio anterior, aupada por las plusvalías por la venta de Cellnex, según informó ayer la compañía. La salida a bolsa del 66% del capital de su filial de antenas de telefonía le dejó en caja el grueso de los 2.721 millones que la firma ingresó por plusvalías el año pasado.

Excluidos los extraordinarios de Cellnex, los números de Abertis siguieron siendo buenos. Sus ganancias se incrementaron un 7% gracias en gran medida a la buena evolución del tráfico. Excepto en Brasil, donde retrocedió un 2,3% por las dificultades económicas que atraviesa el país, esta magnitud creció en todos sus mercados. Donde más lo hizo fue en Chile (8,5%), seguido de España (6,1%) y Francia (1,8%).

Las cuentas del grupo se vieron afectadas por la depreciación del real brasileño y la provisión de 860 millones de euros que realizó Abertis por el convenio de la AP-7. El aumento de los ingresos recurrentes le permitió compensar algo estos efectos, con lo que logró unos ingresos de explotación de 4.378 millones de euros, un 5% más que en el ejercicio anterior en términos comparables. El resultado bruto de explotación (ebitda) alcanzó los 2.692 millones, también un 5% superior al de 2014.

La generación de caja y la venta de Cellnex no sólo le sirvieron a Abertis para engrosar sus resultados. La concesionaria empleó parte de los fondos para cancelar deuda, un 10%, hasta dejarla en 12.554 millones. Al mismo tiempo, prosiguió con sus planes de recompra de bonos antiguos y emisión de nuevos a tipos más bajos –«liability management»– para mejorar su situación financiera. La compañía seguirá buscando este año ventanas de oportunidad para profundizar en esta estrategia, según explicó su director financiero, José Aljaro, en rueda de prensa.

Fiel a su filosofía de generar valor sin prisa pero sin pausa, «a modo de motor diésel», como la definió Francisco Reynés, su consejero delegado, Abertis espera seguir mejorando este año sus magnitudes sin sobresaltos. Sus perspectivas son llegar a los 4.700 millones de euros de ingresos y los 3.100 millones de Ebitda. La concesionaria es optimista porque prevé que su principal fuente de ingresos, el tráfico, siga creciendo. En el caso de España, hasta el 4%. La compañía también estudia la adquisición de nuevos activos. Concretamente, analiza seis operaciones en Europa y América –ninguna en EE UU–. Una de ellas, la adquisición de dos autopistas en Italia, está en plena fase de negociación. Abertis tiene capacidad para invertir hasta 4.000 millones en nuevas adquisiciones, aunque sólo realizará aquellas de calidad que le permitan mantener el grado de inversión que ahora tiene que las agencias de «rating». Adicionalmente, negocia inversiones por 2.000 millones de euros a cambio de la ampliación de plazo de concesión de activos en Brasil, Chile y Puerto Rico.