Actualidad

Bankia elogia el papel de Rato en la salida a bolsa

Presenta un informe en el que asegura que el expresidente actuó con «racionalidad económica».

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia
Rodrigo Rato, expresidente de Bankia

Presenta un informe en el que asegura que el expresidente actuó con «racionalidad económica».

Bankia ha aportado un nuevo informe pericial a la causa que juzga su salida a Bolsa. En él, concluye que el equipo del expresidente Rodrigo Rato actuó con «racionalidad económica» y adoptó sus decisiones basándose en el análisis de organismos internacionales, por lo que no habría incurrido en ninguna irregularidad contable.

El documento, elaborado por el catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Navarra Germán López Espinosa, destaca que en el momento de la salida a Bolsa, julio de 2011, no se podía predecir la «enorme dureza» que iba a alcanzar la crisis de la deuda soberana en Europa, y su posterior contagio al sector bancario.

Ésta es la misma tesis empleada hasta ahora por la defensa de Rato. Sin embargo, el hecho de que otro perito judicial haya esgrimido el mismo argumento le da una especial relevancia.

Según el informe, los dos decretos «Guindos» formarían parte de este azaroso escenario, puesto que las exigencias impuestas a las entidades financieras habrían provocado gran parte de los deterioros, ante los cuales la dirección de Bankia habría actuado con «racionalidad económica». Las decisiones adoptadas entonces, prosigue el profesor López Espinosa, se tomaron en función de los escenarios más probables que los organismos internacionales habían publicado.

El trabajo ha tenido en cuenta la totalidad de los préstamos del Grupo BFA/Bankia, unos 1.464.996, y no una muestra, como sucedió con los informes de los peritos aportados por el Banco de España y descarta que en Bankia o en BFA se aplicaran de forma irregular la normativa contable.

Señala, además, que no existe ningún informe de valoración que haya podido demostrar déficit alguno en la constitución del SIP de las siete cajas: Caja Madrid, Bancaja, La Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja Rioja y las de Ávila y Segovia.

Por lo que respecta al folleto de la salida a Bolsa, cuyo contenido ha sido puesto en cuestión por algunas acusaciones, no existe ninguna evidencia de que contuviera errores materiales, deficiencias informativas o cualquier tipo de sesgo. A juicio del catedrático, en la salida a Bolsa de Bankia existía información precisa sobre su situación financiera y patrimonial, los factores de riesgo, las expectativas existentes y el efecto de posibles escenarios macroeconóómicos adversos.

Entre otras pruebas de lo «impredecible» de las circunstancias de aquel momento, recuerda que en el último trimestre de 2011 y el primero de 2012 la crisis de la deuda soberana golpeó con fuerza a España, afectando de forma «muy negativa» a la capacidad de generación de ingresos de la entidad, informa Efe.

La reformulación de cuentas del 2011 era una «obligación» tanto para el auditor como para los administradores, para tratar de ajustar la pérdida incurrida tras la nueva información conocida en abril y mayo de 2012.