Cerrar la reforma de la PAC es el reto más importante del nuevo curso político agrario

Habrá que prestar atención a las negociaciones comerciales entre EE UU y Mercosur

El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, en una reunión de la Comisión
El comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, en una reunión de la Comisión

MADRID- Los retos más importantes del curso de política agraria que está a punto de comenzar en la Unión Europea (UE) serán el cierre de la reforma de la PAC y del Marco Financiero para el periodo 2014-20. De estos asuntos dependerá la cantidad de dinero que podrán recibir los agricultores y ganaderos españoles en concepto de ayudas a partir de 2015. Una vez que los ministros de Agricultura de la UE alcanzaron a finales de junio un acuerdo político sobre la reforma de la PAC, toca ahora que la Comisión Europea elabore los reglamentos correspondientes para que se pueda aplicar; deberían estar listos antes de que acabe este año. Pero, para ello, será necesario que el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo se pongan de acuerdo sobre el conjunto del Marco Financiero, especialmente lo que respecta al capítulo agrario del mismo. Aunque los Jefes de Estado y de Gobierno alcanzaron un pacto sobre este asunto en febrero, todavía no se ha cerrado la negociación con el Parlamento Europeo.

Por otro lado, durante el próximo curso de política agraria, la Comisión quiere presentar propuestas para modificar la normativa en el sector de las frutas y hortalizas, un tema que interesa de manera muy importante a España. Otro de los asuntos a los que se deberá prestar atención será la política sobre transgénicos, que siempre despierta una gran polémica por la profunda división que existe entre los estados miembros. Otro tanto sucede con la política sobre bienestar animal, especialmente durante el transporte; la Comisión Europea ha anunciado que pretende presentar propuestas en esta materia a lo largo de los próximos meses.

Las cuestiones comerciales estarán en el primer plano de la actualidad. De entrada habrá que seguir con atención los contactos para preparar la próxima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que tendrá lugar a principios de diciembre; el capítulo agrario de las mismas figura entre los más complicados. En paralelo se deberá seguir con mucha atención el desarrollo de las negociaciones que mantienen la UE y Estados Unidos para establecer un área de libre comercio entre las dos potencias; ya han tenido lugar las primeras sesiones entre las dos delegaciones y también en este caso las cuestiones agrarias figuran entre las más problemáticas. Finalmente no se debe olvidar el proceso que está abierto con los países de Mercosur con el objetivo de liberalizar el comercio entre los dos bloques. En este caso, el capítulo agrario es uno de los más importantes y también de los que presentan más dificultades por las graves repercusiones para países como España y Francia.