Actualidad

Economía insiste en la moderación salarial como clave de la recuperación

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- Las controvertidas palabras de Cristóbal Montoro en la sesión de control al Gobierno del Congreso del pasado miércoles asegurando que los salarios no habían bajado obligaron ayer a algunos miembros del Gobierno a hacer malabarismos dialécticos para no dejar en evidencia al ministro de Hacienda. El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, fue el primero en referirse a la cuestión cuando al presentar el dato del IPC de septiembre reconoció que, cuando menos, los salarios se están comportando de forma «moderada», en coherencia con la situación económica. Latorre aseguró que la esperada moderación salarial, junto a la contención de precios –subieron un 0,3% el mes pasado, la tasa más baja de los últimos cuatro años–, deben contribuir a consolidar las ganancias de competitividad de los últimos meses, «lo que unido a la esperada moderación salarial tendrá efectos sobre las exportaciones y la recuperación». Latorre añadió que la contención de la inflación «supondrá una corrección de uno de los tradicionales desequilibrios de la economía española».

Más fino tuvo que hilar la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Preguntada directamente tras el Consejo de Ministros por las declaraciones de Montoro, Sáenz de Santamaría reconoció el «esfuerzo» salarial de los españoles, si bien no quiso evaluar las afirmaciones del ministro de Hacienda y se limitó a repetir que Montoro se refería a los convenios colectivos pactados, por lo que no quiso entrar «en más estadísticas». El Gobierno, se limitó a reseñar, es consciente de que muchos españoles han perdido su empleo y otros han visto reducido su salario con motivo de la crisis. También destacó que es «consciente» de que los funcionarios «llevan bastante tiempo con la congelación de sueldos».