El Congreso aprueba las medidas de choque contra el desempleo juvenil

El Congreso ha aprobado esta tarde la convalidación del decreto ley que incluye once medidas de choque contra el paro juvenil de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (2013-2016), así como su tramitación como proyecto de ley para que los grupos parlamentarios puedan introducir cambios en el texto.

El Congreso ha aprobado esta tarde la convalidación del decreto ley que incluye once medidas de choque contra el paro juvenil de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven (2013-2016), así como su tramitación como proyecto de ley para que los grupos parlamentarios puedan introducir cambios en el texto.

Sólo ha votado a favor de la convalidación el grupo parlamentario popular, en tanto que la mayoría de los grupos de la oposición se ha abstenido, salvo la Izquierda Plural y los diputados del grupo mixto de Compromis, ERC, Amaiur y BNG que han votado en contra.

El real decreto ley denominado "de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo", además de las once medidas de la Estrategia contiene otras sobre fiscalidad de autónomos, financiación de empresas, de lucha contra la morosidad o que afectan al sector ferroviario y de los hidrocarburos.

En este sentido, los grupos han criticado que el decreto sea un "cajón de sastre".

La diputada socialista Pilar Lucio ha dicho que las medidas llegan tarde porque el Gobierno "ha dejado pasar un año, en el que el paro juvenil ha crecido seis puntos por su política".

Para Lucio, las medidas del plan de choque hacen más precario aún el empleo juvenil y las bonificaciones e incentivos a la contratación tendrán escaso impacto.

El portavoz de CiU en la Comisión de Trabajo, Carles Campuzano, ha precisado que el problema de España no es la alta tasa desempleo juvenil sino "el desempleo", algo que no aborda el decreto ya que, ha dicho, sólo incluye algunas medidas de choque.

Asimismo ha reprochado al Gobierno el no haber aprobado aún la ley de emprendedores y ha criticado las medidas del plan de "farragosas"para cualquier emprendedor.

El portavoz de la Izquierda Plural, Juan Coscubiela, ha criticado que el Gobierno llame "flexibilización"a lo que es "precariedad pura y dura"y ha calificado de "desfachatez"que la ministra reivindique el acuerdo de negociación colectiva que firmaron patronal y sindicatos cuando el Ejecutivo "lo dinamitó".

Ha añadido que eso ha sobrepasado "todos los límites de mendacidad"y ha afirmado que Báñez "no escucha, sólo papagayea", algo a lo que ha provocado un rifirrafe con la diputada popular Celia Villalobos, quien ha hecho una encendida defensa de la ministra.

Villalobos ha asegurado que Báñez ha dedicado muchas horas para negociar con los agentes sociales y ha dicho que la presencia de los sindicatos "no es una foto, sino un compromiso real".

El diputado del PNV Pedro Azpiazu ha afirmado que no votará en contra de la convalidación del decreto porque espera corregir durante su tramitación cuestiones sobre las bonificaciones o el pago a proveedores y se ha mostrado a favor de un plan para el empleo joven pero con salarios dignos "y evitando explotaciones".

Por parte de UPyD, el diputado Álvaro Anchuelo ha criticado el escaso impacto económico de las medidas y ha señalado que en materia de contratación se produce una nueva "vuelta de tuerca"de la reforma laboral en cuanto a precarización laboral.

En esta cuestión, han coincidido los diputados del grupo mixto, Joan Valdoví, Olaia Fernández, Joan Tardá y Sabino Quadra, quienes han subrayado que las medidas del plan de choque hacen aún más precario el empleo juvenil.