El consejo de BPA pide volver a dirigir el banco andorrano

Los miembros cesados demandan al Principado y dicen que la intervención de la entidad es «injustificada»

Los miembros del consejo de administración de Banca Privada de Andorra (BPA) cesados provisionalmente interpusieron ayer una demanda jurisdiccional contra las medidas cautelares adoptadas por el regulador andorrano, el Instituto Nacional de Andorra de Finanzas (INAF), los días 10 y 11 de marzo, que provocaron su suspensión provisional en el banco andorrano y el nombramiento de tres administradores provisionales.

La demanda, según informó el abogado de los accionistas mayoritarios y ex jefe del Gobierno de Andorra, Jaume Bartomeu, se presentó ante la sección administrativa del Tribunal de Batles de Andorra en representación de cinco de los siete miembros del consejo de administración del banco destituidos, y entre los que se encuentran los hermanos Higini y Ramón Cierco y Joan Pau Miquel. En ella se indica que la actuación del INAF «ha comportado a BPA, sus empleados, clientes y accionistas graves daños y perjuicios que conllevan violaciones de derechos garantizados por la Ley».

Los demandantes alegan que el expediente se inició de manera precipitada y sin la necesaria

fundamentación jurídica, por lo que solicitan su nulidad y que se retome en la fase inicial, con la consiguiente reincorporación de los consejeros cesados provisionalmente de sus funciones. Asimismo, se hace expresa reserva del ejercicio posterior de una acción para reclamar la indemnización procedente. Las medidas cautelares, explica la demanda, no han hecho más que empeorar la situación de la entidad financiera, generando alarma social y comprometiendo la estabilidad del banco y del resto del sistema financiero andorrano.

El pasado 10 de marzo, el INAF decidió iniciar procedimiento sancionador contra BPA «como presunta autora y responsable de una infracción muy grave y contra los presuntos sujetos responsables de la posible infracción cometida por la referida sociedad». A juicio de los demandantes, esa acción del INAF no aclara la naturaleza de la infracción muy grave ni hace referencia a la información o documentación a la que habría tenido acceso en el ejercicio de sus funciones como autoridad del sistema financiero andorrano y que le permitra constatar la presunta existencia de una infracción muy grave.

La demanda también explica que la sucinta exposición de los hechos que, al parecer, provoca la decisión del INAF está basada en la notificación pública del FinCEN, un organismo dependiente del Departamento del Tesoro de EE UU, sin entrar a exponer hechos o actuaciones concretas de personas responsables de la dirección de BPA que pudieran ser susceptibles de una sanción administrativa.

Los clientes de Banco Madrid cobrarán «de forma inmediata»

Los titulares de depósitos en Banco Madrid comenzarán a recuperar su dinero «de forma inmediata» hasta un máximo de 100.000 euros por cliente, una vez que faciliten al Fondo de Garantía de Depósitos (FDG) un número de cuenta en alguna de las entidades financieras designadas para llevar a cabo el reembolso. El pago, según informa Efe, se realizará en cuanto obre en poder del fondo el consentimiento por escrito consignado en un formulario, así como un número de cuenta en Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell o Popular. En el caso de depósitos con más de un titular, el saldo se dividirá entre el número de titulares, con un máximo de 100.000 euros por titular.