El Estado cierra la venta de un 7 % de Bankia por 818,3 millones de euros

El Estado vende otro paquete de acciones de la entidad, aunque conservará aún cerca del 60 por ciento de la misma.

El Estado vende otro paquete de acciones de la entidad, aunque conservará aún cerca del 60 por ciento de la misma. En total, ha recuperado 2.678 millones de los 22.424 que inyectó para salvarla.

El Estado, a través del FROB, ha cerrado la colocación acelerada de un 7 % de Bankia, equivalente a 201,55 millones de acciones, por 818,30 millones de euros, un importe de 4,06 euros cada una.

En un comunicado remitido hoy a la CNMV, la entidad confirma que la colocación, anunciada en la tarde de ayer, se ha hecho en su totalidad entre inversores cualificados.

El precio representa un descuento del 2,64 % con respecto a los 4,17 euros con los que terminaron ayer la sesión las acciones de Bankia.

Se trata de la segunda colocación de acciones de Bankia por parte del Estado tras una primera venta llevada a cabo en febrero de 2014, en la que el FROB se desprendió de un 7,5 % de la entidad, una participación valorada entonces en 1.360 millones.

La operación, que como recuerda el FROB reactiva el proceso de privatización y la normalización de la entidad tras la inyección de dinero público, favorece la liquidez del valor y las ventas futuras, y tiene un impacto positivo en la ratio de capital CET 1 "fully loaded"-teniendo en cuenta las futuras exigencias regulatorias- de BFA en el entorno de 75 puntos básicos a nivel consolidado respecto al cierre de septiembre 2017, según cálculos de la entidad.

Las entidades colocadoras o encargadas de la venta han sido Deutsche Bank, Morgan Stanley y UBS, en tanto que Nomura ha actuado como asesor financiero del FROB y Rotschild como asesor de BFA.

Tras esta segunda venta, el Estado seguirá siendo el principal accionista de Bankia, con una participación del 60,63 % que tras la prevista fusión con BMN se situará en el 60,93 %.

Finales de 2017

Dicha venta, informa Efe, estaba inicialmente programada para octubre, pero la grave crisis política con derivaciones económicas que provocaron el 1-0 y la deriva secesionista del presidente catalán Carles Puigdemont, aconsejó que se aplazara para un mejor momento, pero siempre a finales de 2017 o, como muy tarde, comienzos de 2018. En la decisión de ayer ha pesado la positiva reacción mostrada por las bolsas al acuerdo sobre el «Brexit» alcanzado entre la Unión Europea y Gran Bretaña. Fuentes consultadas por Efe revelan que podría haber una nueva colocación durante los tres primeros meses de febrero, coincidiendo con la presentación por parte de Bankia de su plan estratégico, previsto para febrero.

El documento dibujará el horizonte que seguirá el banco contemplando la integración en el mismo de Banco Mare Nostrum (BMN). Hasta la fecha, el Estado ha recuperado 1.838 millones de euros, a través también del cobro de dividendos. Con la venta de ayer la cifra se eleva a 2.678 millones. El mandato de colocación acelerada lanzado por el FROB se ha dirigido a los bancos de inversión UBS. Deutsche Bank y Morgan Stanley. A cargo de ellos corre una colocación privada entre inversores cualificados de un paquete de 201,55 millones de acciones, con un valor en el mercado de 841 millones de euros. El FROB tiene un mandato de privatizar el 100% del banco antes del 31 de diciembre de 2019, aunque la intención del Ejecutivo es no apurar este plazo. En total, la entidad recibió 22.424 millones de euros en ayudas públicas para lograr su salvación.

La venta de este nuevo paquete accionarial se produce en plena ofensiva bajista sobre el banco. De hecho, los inversores bajistas han aumentado sus posiciones cortas sobre el capital de Bankia a un nuevo máximo histórico, hasta el 4,51% de sus acciones, según los datos en poder de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los fondos de inversión especulativos han ido aumentando sus posiciones sobre el capital de Bankia desde marzo.