Economía

El ministro Planas desaparece con la sequía asolando el campo

Agricultura sigue sin convocar a las organizaciones agrarias para estudiar la situación

Agricultura sigue sin convocar a las organizaciones agrarias para estudiar la situación.

Publicidad

A pesar de la grave situación provocada por la sequía en una buena parte del campo español, el ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, no ha convocado a la Mesa de la Sequía ni tampoco algún otro grupo de trabajo con el fin de analizar la grave situación actual con las organizaciones y las cooperativas. A medida que avanzan las tareas de siega hacia el norte de la Península se confirma que la cosecha de cereales de otoño invierno va a ser mala en algunas de las principales zonas productoras, como consecuencia de los efectos de la climatología durante los últimos meses.

Las últimas estimaciones en hacerse públicas han sido las de Asaja. Según sus servicios, se van a recoger tan solo 12,4 millones de toneladas, lo que supondría un recorte del 37 por ciento en relación con la cosecha del año pasado de este tipo de cereales; la cantidad prevista por Asaja es una cifra muy inferior a las incluidas en las previsiones de los comerciantes (casi 13 millones) y de las cooperativas (más de 14 millones).

De acuerdo con los datos facilitados por esta organización, de trigo blando se recogerán 4,2 millones de toneladas; de trigo duro, 815.000 toneladas y de cebada, 6 millones.

En el caso de la avena, la producción será de 807.000 toneladas, mientras que la de centeno se quedará en 160.000 y la de triticale ascenderá a 425.000.

Publicidad

Por regiones y zonas, se observa que las mayores caídas respecto a la cosecha del año pasado se dan en el sur de Castilla y León, y en Navarra, en las comunidades de Aragón y de Madrid, así como en áreas de las provincias de Málaga y Toledo. Según los responsables de ASAJA, es previsible que el recorte de la producción en relación con las cifras del año pasado sea todavía superior a ese 37 por ciento citado anteriormente.

Mientras tanto, las reservas de agua en los pantanos se sitúan ya por debajo del 60 por ciento de la capacidad de los mismos, justo antes de comenzar el verano y con el deshielo de la nieve en las montañas prácticamente finalizado, lo que complicará la campaña de riegos.

Publicidad

A pesar de esta situación, desde el Ministerio de Agricultura no han adoptado medidas, como, por ejemplo, la convocatoria de la Mesa Nacional de la Sequía y lo fían todo al funcionamiento del monopolio Agroseguro.

Sin embargo, en los últimos días se han multiplicado las quejas de los ganaderos, ya que no se está reconociendo que hay sequía en una buena parte de las zonas donde se contrata el seguro de pastos, especialmente en Andalucía y Extremadura, por lo que no se van a pagar indemnizaciones.