El número de funcionarios cae a niveles de 2007

El número de empleados públicos de las comunidades autónomas se redujo el pasado enero en 44.540 efectivos, un 3,29% respecto al mismo periodo del año anterior, hasta 1.307.343 personas. Andalucía (-16.343), Murcia (-6.888), Castilla-La Mancha (-4.571), Cataluña (-3.267) y Madrid (-2.578), fueron las comunidades que más empleados públicos redujeron, mientras que País Vasco los aumentó en medio centenar y Melilla en 214. Según el último Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas de enero de 2013, el número total de funcionarios se eleva a 2,5 millones, 109.091 menos que un año antes. Se trata de un nivel similar al de 2007 y contrasta con el tope alcanzado en 2010, cuando en la Administración Pública había cerca de 3 millones de trabajadores.

Sin excepción

El descenso se produjo en todas las administraciones y en todo tipo de empleados públicos aunque el mayor ajuste lo registró la Administración Local, con 47.405 funcionarios menos (7,94%), hasta situarse en 549.807 efectivos. Dentro de este apartado, los ayuntamientos provinciales fueron las que más prescindieron de trabajadores (39.607). La Administración Pública Estatale redujo su plantilla en 11.170 personas, un 1,92% menos, hasta situarse en 570.691 efectivos. El Estado aplicó una tasa de reposición cero, con la excepción del 10% en los cuerpos y fuerzas de seguridad y la Agencia Tributaria. También se ha reducido el personal público de las universidades, en 5.976 personas, lo que supone un descenso del 3,86%, hasta situarse en 148.905 efectivos.

Las comunidades autónomas son las que cuentan con más trabajadores públicos, la mayor parte destinados a la educación, (con 527.469 funcionarios) y sanidad (492.779), aunque fueron los profesores y los trabajadores del sector educativo los que más redujeron sus efectivos el pasado enero (4,15%).

Los empleados públicos de Administración General del Estado (AGE) se redujeron en 6.871 personas, hasta situarse en enero en 227.814 personas, la cifra más baja de toda la serie histórica, que comienza en 2004. Dentro de esta clasificación, los que más personal redujeron fueron los ministerios (-4.315) y la docencia no universitaria ( -363).

También se adelgazaron las entidades públicas empresariales con 693 efectivos menos, la justicia con 226 funcionarios menos, las fuerzas armadas (-2.363) y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (-1.017).