El plástico destrona al dinero: 1.000 millones más cada trimestre

La Razón
La RazónLa Razón

Triunfa el plástico. Hace ya unos meses que el pago con tarjeta ha destronado al que era el rey de la economía real: el dinero contante y sonante. El fin de ciclo comenzó en el primer trimestre de este año, cuando el pago con tarjetas de crédito o débito superó en 1.213 millones a la retirada de efectivo en los cajeros. Un «sorpasso» que ha continuado en el segundo trimestre, con un saldo a favor del dinero de plástico de 926 millones, el saldo entre los 30.648 millones pagados con tarjeta y los 29.722 millones retirados de los cajeros.

La limitación en 2012 del pago en efectivo a 2.500 euros ha reducido año tras año la brecha entre los pagos en metálico y los realizados con tarjeta. Así, entre 2011 y 2015, el pago en «plástico» le ha recortado 12.771 millones al efectivo. Sin embargo, la puntilla definitiva llegó en enero, con la denominada «guerra» de los cajeros, cuando las entidades comenzaron a cobrar por el uso de sus redes a los no clientes.

De hecho, desde la entrada en vigor del cobro de estas comisiones las operaciones de pago en TPV (Terminales en Punto de Venta) han venido creciendo por encima del 12% cada trimestre mientras que hasta ahora lo hacían a ritmos de entre el 7,2% (en 2015) y el 8,5% (en 2014).

Por su parte, el importe total de las operaciones con tarjeta se ha incrementado en casi 15.000 millones de euros desde 2012 al pasar de 97.385,29 millones a 112.330,26 millones. Esta cifra, récord absoluto, va camino de quedar pulverizada este mismo año. Durante el primer trimestre, se realizaron 688.176 operaciones por un importe de 27.816,74 millones, una cifra que se sobrepasó durante el segundo trimestre del año. Entre abril y junio el gasto en pagos con tarjeta alcanzó los 30.648,75 millones de euros, realizados en 751.746 operaciones.

El aumento de las operaciones y de los importes pagados con tarjeta implica más transacciones en las pequeñas compras del día a día, gracias en parte al despligue de los pagos sin contacto (contactless), más rápidos y efectivos que los habituales.

El promedio anual de operaciones por cada tarjeta en los comercios creció en 2015 un 5,82% hasta las 44 operaciones, y el valor medio disminuyó un 1,25% hasta los 45,1 euros.

Al auge de los pagos con tarjeta ha contribuido también el aumento (del 150% en toda Europa, según los datos de Visa) de los pagos con el sistema «contactless». Los pagos con este sistema, con un importe medio de 13,83 euros, están vaciando las carteras de efectivo y popularizando su uso en restaurantes (+153%), compras al por menor (+146%), supermercados (+119%), y los bares (+96%), que incluyen también restaurantes de comida rápida. España es uno de los países donde mayor presencia tienen los pagos sin contacto, con 820.000 terminales, más de la mitad de las existentes.