Parón inmobiliario: los precios caen en Madrid y Barcelona y las ventas se hunden un 7% en toda España

En la Ciudad Condal, baja un 1% en tasa interanual en el tercer trimestre del año. En la capital, un 1,7% con respecto al periodo abril-junto, según los datos de la tasadora Tinsa

Los precios de la vivienda acumulan una caída del 33,3% respecto a los máximos de 2007
Los precios de la vivienda acumulan una caída del 33,3% respecto a los máximos de 2007

En la Ciudad Condal, baja un 1% en tasa interanual en el tercer trimestre del año. En la capital, un 3% con respecto al periodo abril-junto, según los datos de la tasadora Tinsa.

El tiempo dirá si se trata de un mero bache o si realmente el ciclo expansivo de la vivienda está tocando a su fin. Pero lo cierto es que los datos publicados hoy apuntan a que el sector inmobiliario se está enfriando, con menos ventas y precios a la baja.

Según los últimos datos del Ministerio de Fomento, las transacciones cayeron en el segundo trimestre del año cerca del 7% interanual hasta contabilizar 150.152 operaciones, en un contexto marcado por la adaptación a la nueva Ley Hipotecaria, la desaceleración económica o la incertidumbre política.

El precio medio de la vivienda terminada (nueva y usada en España) registró un incremento del 3,8% interanual en el tercer trimestre del año, según los datos provisionales de la tasadora Tinsa. No obstante, en Barcelona, la vivienda terminada registró una caída interanual del 1% en el tercer trimestre, la primera en seis años; y en Madrid, aunque el valor crece un 3% respecto al año pasado, se ha abaratado ligeramente (un 1,7%) respecto al segundo trimestre. En la capital, el avance interanual es el segundo más bajo desde que en 2015 los precios tocaran suelo.

«La evolución del valor de la vivienda por regiones deja de componer un mapa homogéneo de encarecimiento anual, entrando varias en terreno negativo. Percibimos señales de agotamiento del ciclo expansivo, a causa de un debilitamiento de la demanda asociado al enfriamiento macroeconómico. Una situación que podría derivar en futuras caídas de demanda y de precios, que no deberían ser fuertes salvo en el caso de una intensa recesión económica», explica Rafael Gil, director del Servicio de Estudios de Tinsa.

Dejando a un lado Madrid y Barcelona, a diferencia de trimestres anteriores, ya no se registran subidas anuales de dos dígitos en ninguna de las principales capitales de provincia. Entre las grandes ciudades, Valencia y Palma de Mallorca mantienen un crecimiento superior al 8%, Sevilla y Málaga algo más de un 5% y Zaragoza un 3,2%.

A nivel autonómico, las caídas interanuales se extienden en el tercer trimestre del año a seis comunidades autónomas, Galicia (-5,7%), Asturias (-5,5%), Melilla (-4,7%) y Castilla León (-2,8%), además de Castilla La Mancha y La Rioja, donde el retroceso fue de unas décimas.La nómina de provincias con caídas interanuales de precio se eleva hasta 19, lideradas por Ciudad Real (-14,4%), Lleida (- 10,3%) y León (-8,9%), según Tinsa. Las provincias de Madrid y Barcelona experimentaron un tímido avance del 2,6% y del 1,9%, respectivamente.

Por debajo del «boom»Pese a los síntomas de freno en el mercado, la vivienda encadena su duodécimo trimestre consecutivo de encarecimiento de precios a nivel nacional, lo que sitúa en el 14,2% la subida media desde que tocara su mínimo en la crisis. Respecto a los valores máximos de 2007, la vivienda acumula una caída media del 33,3% en España. Once capitales arrastran caídas acumuladas superiores al 50% respecto a 2007, incluyendo ciudades de tamaño importante, como Zaragoza. Los valores más próximos a los máximos de la década pasada se localizan en Palma de Mallorca, Ourense, San Sebastián, Madrid y Barcelona. En estas dos últimas capitales, la caída acumulada desde máximos se mueve en el entorno del 25%.