Actualidad

El precio medio de la tierra para usos agrarios sube el 1,3%

Nueve comunidades anticiparán el pago de las ayudas de la PAC

Nueve comunidades anticiparán el pago de las ayudas de la PAC.

Publicidad

El precio medio de la tierra para usos agrarios volvió a subir en España el año pasado y se situó de media en 10.209 euros por hectárea. Eso supone un incremento del 1,3 por ciento en términos nominales (precios corrientes) respecto a las cifras de 2017, según la Encuesta de Precios de la Tierra publicada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. En términos reales (precios constantes), la subida fue del 1,7 por ciento, hasta 10.128 euros por hectárea.

Según los datos que figuran en esta encuesta de Agricultura, las tierras de cultivo subieron el 1,5 por ciento mientras que las dedicadas a aprovechamientos (prados y pastos) bajaron ligeramente, el 0,4 por ciento. En el caso de las tierras de cultivo, destaca el aumento tanto de las de secano, que fue del 1,9 por ciento, como de las que se utilizan en cultivos de regadío, que tuvo un alza del 0,9 por ciento.

Por comunidades autónomas, las tierras más caras, tanto en secano como en regadío, siguieron siendo las situadas en las Islas Canarias, con un precio medio de 87.779 euros por hectárea. A continuación, y a bastante distancia, siguen las de Andalucía, con 20.456 euros; Islas Baleares, donde se alcanzaron los 19.976 euros; la Comunidad Valenciana, con un precio medio de 18.605 euros, y la Región de Murcia. En el extremo opuesto, es decir, las más baratas, están las de Extremadura, Aragón y Castilla y León.

Mientras tanto, el precio medio de la tierra dedicada a cultivos de secano fue de 9.447 euros por hectárea, siendo las más caras las que se dedican al olivar de aceituna para almazara, con 21.779 euros por hectárea, seguidas de las dedicadas al viñedo, que tuvieron un precio medio de 14.413 euros. En el caso de los cultivos de regadío, el precio medio fue de 28.711 euros por hectárea.

Publicidad

Por otro lado, el próximo miércoles comienza el plazo para pagar el anticipo de las ayudas de la PAC autorizado por Bruselas en las correspondientes a este año 2019. En total, son nueve las comunidades autónomas que han solicitado el dinero correspondiente al Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Se trata de Andalucía, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y la Comunidad Valenciana. En total, todas ellas abonarán, en concepto de esos anticipos, algo más de 1.900 millones de euros a los beneficiarios de las ayudas.

Este año, ese adelanto puede llegar hasta el 70 por ciento del montante total estimado, en lugar del 50 por ciento habitual gracias a la autorización concedida por Bruselas en atención a las circunstancias climatológicas adversas, como la sequía, y alcanzar una cantidad de los 4.900 millones de euros para toda España. Se beneficiarán casi 700.000 agricultores y ganaderos. Las ayudas para las que puede concederse un anticipo son el pago básico, el pago verde, el de jóvenes, el de pequeños productores y la mayor parte de las ayudas acopladas. El periodo normal de pago comienza a partir del uno de diciembre.

Publicidad