El presidente de Freixenet preside la nueva Cámara de Comercio de España

La ministra de Fomento, Ana Pastor, felicita al nuevo presidente de la la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet en presencia del ministro de Economía, Luis de Guindos y el ministro de Industria, José Manuel Soria.
La ministra de Fomento, Ana Pastor, felicita al nuevo presidente de la la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet en presencia del ministro de Economía, Luis de Guindos y el ministro de Industria, José Manuel Soria.

La Cámara de Comercio de España, que releva al Consejo Superior de Cámaras, ha quedado constituida hoy en un acto en el Ministerio de Economía, donde se ha subrayado su papel en la modernización de la economía.

La Cámara de Comercio de España, que releva al Consejo Superior de Cámaras, ha quedado constituida hoy en un acto en el Ministerio de Economía, donde se ha subrayado su papel en la modernización de la economía y también su nacimiento en “un momento oportuno” para dinamizar el sector exterior.

Así lo ha expresado el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en una intervención posterior a la constitución de este órgano, tutelado por su Departamento y encargado de ejercer la representación y coordinación de todas las cámaras.

Durante la sesión constitutiva, que también ha elegido al presidente de Freixenet, José Luis Bonet, nuevo presidente de la Cámara de Comercio de España, De Guindos ha señalado que se trata de un “proyecto ambicioso”, liderado por el Gobierno y encaminado a afianzar el crecimiento del sector exterior “de manera sólida y equilibrada”.

De Guindos ha subrayado que esta institución también deberá ser “útil” para las pequeñas y medianas empresas (pymes), de forma que puedan impulsar sus planes de internacionalización.

En la sesión constitutiva, en la que Bonet recibió el apoyo del 88,2 % del pleno de la institución, también han estado presentes los ministros de Industria y Fomento, Jose Manuel Soria y Ana Pastor, respectivamente, además de una representación significativa del ámbito empresarial.

En una breve intervención, Soria ha animado a la nueva Cámara a aprovechar el talento conjunto de las cámaras y ponerlo al servicio de un modelo productivo basado en la innovación, la industria y las exportaciones.

Soria se ha referido a la estabilidad macroeconómica y a una política industrial activa para mejorar la aportación al PIB pero también ha dicho que en este marco cobra especial importancia la estabilidad regulatoria en materia energética.

Mientras, la ministra de Fomento ha considerado que la nueva cámara deberá dar voz a las empresas, respaldar su crecimiento, asesorar y tender puentes con las administraciones públicas para hacerlas más competitivas y eliminar trabas.

En ese contexto, ha dicho que las infraestructuras y el transporte deberán ser palanca del desarrollo y ha avanzado que las empresas españolas del sector han logrado contratos en el exterior por valor de 41.000 millones de euros hasta el mes de octubre.

Además, la titular de Fomento ha admitido que dar la vuelta a los desequilibrios y recuperar la credibilidad de España “no ha sido fácil” y ha hecho hincapié en que pese a las reformas “sin precedentes” acometidas en estos tres últimos años, queda mucho por hacer.

La nueva institución, que releva al Consejo Superior de Cámaras en virtud de la ley básica de las cámaras oficiales, aprobada con el respaldo de todos los grupos parlamentarios el pasado 1 de abril, tiene por objetivo principal dinamizar el tejido empresarial español, compuesto mayoritariamente por pymes, y contribuir al crecimiento de la economía y a la creación de empleo.

Este órgano, que nace con la vocación de ser un punto de encuentro de los principales actores de la economía, tiene asignado el desarrollo de planes camerales de competitividad e internacionalización de la economía e impulsar la formación profesional dual en colaboración con las empresas.

A las puertas del Ministerio de Economía, donde se celebró la sesión constitutiva, se han concentrado una veintena de trabajadores del grupo Arturo Cantoblanco que han repartido carteles con el siguiente mensaje: “Yo trabajo para Arturo Cantoblanco y no cobro”.

Al acto han asistido, entre otros, el presidente de BBVA, Francisco González; de Caixabank, Isidro Fainé; de Telefónica, César Alierta; de Repsol, Antonio Brufau; de ACS, Florentino Pérez; de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; de FCC, Esther Alcocer Koplowitz; de Inditex, Pablo Isla; de El Corte Inglés, Dimas Gimeno; de Mapfre, Antonio Huertas; el presidente de Mango, Isak Andic y el de Gas Natural, Salvador Gabarró.