Actualidad

El Tesoro coloca letras a tipo más bajo que en la emisión anterior

La falta de gobierno no está afectando a los intereses de deuda, ya que los inversores piensan que España continuara cumpliendo con los objetivos impuestos por Bruselas

El Tesoro público ha colocado hoy 2.140 millones de euros en vencimientos a corto plazo.

Publicidad

El Tesoro público ha colocado hoy 2.140 millones de euros en vencimientos a corto plazo. La subasta se ha dividido en 1.600 millones de euros en letras a 9 meses con un interés de -0.472%, el resto de la colocación, 540 millones en letras a 3 meses ha sido a un interés de -0.518%. En ambas emisiones se ha logrado obtener un tipo más bajo que la anterior emisión, mientras que la demanda ha vuelto a ser muy superior a la oferta, en esta ocasión 3.07 veces.

Durante las últimas semanas, los inversores han dejado en un segundo plano los principales focos de tensiones, así como la progresiva desaceleración económica, ya que esperan que los principales bancos centrales vuelvan a estimular la economía. El mayor problema es que a pesar de que España está logrando reducir su tipo medio de deuda, no está siendo capaz de reducir el déficit en pleno ciclo expansivo.

Publicidad

Los costes de financiación de España han vuelto a batir nuevos mínimos históricos a medida que la prima de riesgo de encamina a sus niveles más bajos de la última década. La deuda a 10 años en Alemania ya ha superado a los tipos de depósito del BCE, por lo que paga menos de un -0.30%. Esta situación está ayudando a reducir los tipos de deuda en España.

Publicidad

La falta de gobierno no está afectando a los intereses de deuda, ya que los inversores piensan que España continuara cumpliendo con los objetivos impuestos por Bruselas. No se espera que durante este mes se anuncie la formación de gobierno, por lo que todo apunta que habrá que esperar a la segunda sesión de investidura en el mes de septiembre para formar gobierno, si se quiere evitar otro nuevo proceso electoral.

Los inversores están descontando nuevas medidas de estímulo del BCE, que podrían reducir todavía más los intereses de la deuda soberana. Durante las últimas semanas, lo máximos dirigentes del organismo europeo, han declarado su preocupación sobre la baja inflación y la falta de crecimiento. Además, la Reserva Federal ya ha confirmado una rebaja de 25 puntos básicos para la reunión de finales de mes.