Publicidad
Publicidad
Actualidad

Tetuan Valley, una pre-aceleradora por y para emprendedores

Convierte a aquellos que quieran triunfar con su startup en grandes emprendedores

Dar sin recibir nada a cambio. Esta es la filosofía de la que se partió hace cinco años para crear Tetuan Valley, una organización sin ánimo de lucro que lo único que busca es ayudar a los emprendedores de forma gratuita y con calidad, trasladando la creencia del 'pay it forward' al mundo de las startups. Tetuan Valley puede considerarse una pre-aceleradora, pero lo cierto es que es mucho más. Por un lado se concibe como una escuela. A través de su Startup School enseñan a aquellos que quieren emprender a ser emprendedores. Carmen Bermejo, directora, asegura que hay muchas personas con grandes ideas pero sin ningún conocimiento de cómo llevarlo a cabo. “El programa lo hacemos dos veces al año y es para nuevos emprendedores. Durante seis semanas se desarrolla la idea a prototipo. En la próxima edición, cuyo plazo de inscripción cierra el 24 de septiembre, seleccionaremos diez equipos y todos los miércoles daremos formación gratuita a esos proyectos”, explica.

Publicidad

Desarrollo del plan para emprendedores

El programa se lleva a cabo en inglés y con ayuda de los mentores. Éstos suelen ser ex - alumnos o miembros de startups que comparten la misma filosofía y que quieren aportar su granito de arena a esta gran comunidad. Traity o 24 Symbols son ejemplo de ello. “La mayoría de nuestros voluntarios tienen sus propias startups, son gente que ha vivido esto y que lo sienten de verdad. Aportan muchísimo a la comunidad”, afirma la directora. Para poder participar, uno de los requisitos es que “dentro del grupo haya un técnico capaz de hacer el prototipo y, sobre todo, buscamos a gente que comparta la filosofía y a los que se le vea con potencial para convertirse en buenos emprendedores". Por otra parte, y tras finalizar la formación, los nuevos emprendedores pasan a ser parte de la red de la organización. Tetuan Valley sirve, en este caso, como canal de comunicación en la que, por un lado ponen en contacto a emprendedores con inversores, aceleradoras, eventos internacionales... Y por otro, a inversores y todo tipo de organizaciones con las startups.

Publicidad

Aunque pueda parecer que tenga truco, se trata de una asociación sin ánimo de lucro cuyo funcionamiento se basa en la mutua colaboración entre emprendedores. Su fuente de ingresos viene dada a través de la Comisión Europea. “Estamos dentro de un proyecto europeo que interconecta varias aceleradoras en Italia, Francia y Portugal. Además contamos con el apoyo de sponsors como Softlayer", apunta Carmen.

Publicidad

La clave de éxito

Dentro de esta comunidad se encuentra en las grandes startups y grandes ideas que luchan por conseguir sacar a flote sus proyectos. Uno de los grandes éxitos es Go!chat. “Esta app era un chat para Facebook. De la noche a la mañana sus ventas se propulsaron hasta el infinito”. El problema surgió cuando Facebook sacó otro chat y dejaron de vender. “Ahora mismo esas mismas personas están creando un nueva startup que seguro que llegará lejos”, asegura Carmen. Además de Go!chat muchas de las personas que han pasado por la Startup School trabajan hoy para Facebook y Google, o en empresas en San Francisco, Berlín o Londres. “Estamos empezando a ver startups que apuntan maneras. Pero para que el ecosistema español empiece a ver éxitos tremendos hace falta mucho trabajo a largo plazo”, concluye.