Endesa invertirá 4.400 millones en España y Portugal por su nueva sede

La RazónLa Razón

El plan de la eléctrica hasta 2019 mejora la previsión de crecimiento para este año

Endesa actualizó sus planes de inversión previstos para el presente quinquenio. La eléctrica informó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que estima invertir 4.400 millones de euros en España y Portugal hasta 2019. La eléctrica que preside Borja Prado desgrana que en el periodo 2015-2017 realizará inversiones por valor de 2.600 millones, 800 millones este año y 900 millones en los dos ejercicios siguientes en el mercado ibérico, su mercado prioritario después de que su matriz, la italiana Enel, traspara el negocio en Iberoamérica en octubre del pasado año.

Por negocios, entre este año y 2017 destinará 1.400 millones a generación y comercialización de electricidad, y el resto a distribución. Con este volumen inversor, la compañía prevé obtener un beneficio operativo (Ebitda) de 3.000 millones de euros en 2015, prácticamente el mismo que el año pasado (3.090 millones), y de 3.100 millones en los dos ejercicios siguientes.

El Ebitda esperado por Endesa para 2015 es ligeramente superior a los 2.900 millones previstos el pasado otoño, mientras que para los ejercicios 2016 y 2017 mantiene los 3.100 millones anunciados entonces. Las cifras para 2018 y 2019 no están detalladas en el plan remitido a la CNMV.

Endesa prevé que los precios eléctricos en España para este año se sitúen en una media de 46 euros por megavatio-hora (MWh), cifra que aumentará a 52 y 57 euros/MWh en 2016 y 2017, respectivamente. Estas proyecciones están en la misma línea que las realizadas por el resto de competidores del mercado eléctrico español.

En cuanto a la demanda de electricidad, la compañía espera un crecimiento del 2,5% en 2015, incremento que se moderaría en 2016 al 2 % y al 1,8% en 2017.

Las cifras están en línea con las difundidas en el último plan industrial presentado en octubre pasado, cuando Endesa anunció unas inversiones de 2.600 millones entre 2014-2016 distribuidas casi a partes iguales entre negocios liberalizados (generación y comercialización) y regulados (distribución).

Por su parte, la italiana Enel, principal accionista de Endesa con un 70% de las acciones de la compañía, expresó ayer su intención de mantener como está su presencia en la española, así como en Enel Green Power, su filial de renovables, según una información recogida por Efe.

«No tenemos intención de vender o comprar participaciones en Endesa o en Enel Green Power», afirmó Francesco Starace, consejero delegado de la «utility», participada en un 31% por el Estado italiano, durante la presentación del plan estratégico de la empresa para los próximos cinco años.