España y Portugal aunarán voces para que la UE agilice las conexiones energéticas

Passos Coelho y Rajoy, en un encuentro mantenido en La Moncloa el pasado año.
Passos Coelho y Rajoy, en un encuentro mantenido en La Moncloa el pasado año.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, presidirán el próximo martes en la localidad portuguesa de Vidago la cumbre bilateral anual en la que aunarán voces para que la UE agilice las interconexiones energéticas con la Península.

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y el primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, presidirán el próximo martes en la localidad portuguesa de Vidago la cumbre bilateral anual en la que aunarán voces para que la UE agilice las interconexiones energéticas con la Península.

La cumbre de Vidago, población situada cerca de la frontera con Orense, será la XXVII entre ambos países y, además de la reunión entre los dos máximos responsables de los gobiernos, habrá ocho reuniones sectoriales, seis de ellas protagonizadas por los respectivos ministros.

La relación entre España y Portugal es calificada de "excelente"por el Gobierno español, que destaca la colaboración total en todos los ámbitos y la coincidencia de intereses en muchos asuntos relativos a la Unión Europea.

En ese contexto, fuentes del Gobierno han informado a Efe de que uno de los asuntos principales de la cumbre será el análisis de la situación de las interconexiones energéticas con la UE y la demanda conjunta de que se aceleren.

En el Consejo Europeo del pasado mes de marzo, Rajoy ya expresó su satisfacción por haber logrado el apoyo de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE para impulsar las interconexiones energéticas en la Europa comunitaria y, especialmente, en la Península Ibérica, con proyectos como el Midcat (el gasoducto entre España y Francia).

La petición para ello fue secundada en esa cumbre por Passos Coelho y ahora ambos desean que ese compromiso de la UE cuente con pasos efectivos.

Ambos consideran que la Unión Europea debe ser consciente de una actuación que no sólo beneficiaría a España y Portugal, sino a toda ella, y tiene que adoptar decisiones que no hagan a Europa tan dependiente del gas ruso, elemento de polémica por los posibles problemas de suministro a través de Ucrania.

En la cena informal de los líderes de la UE del pasado martes, Rajoy también citó las interconexiones como una de las prioridades para España en la nueva legislatura europea tras las elecciones de hace una semana.

El resultado de esos comicios será objeto también en Vidago de un intercambio de opiniones entre los dos jefes de Gobierno.

El Partido Popular perdió apoyos respecto a las anteriores elecciones aunque fue la fuerza política más votada, mientras que, en Portugal, los socialistas superaron a los partidos conservadores que respaldan al Ejecutivo de Passos Coelho.

Ambos hablarán también del panorama existente para la renovación de los cargos de las instituciones de la UE después de que en Bruselas se diera esta semana un mandato al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para que mantuviera con ese fin conversaciones con la Eurocámara y con los socios comunitarios.

La cumbre servirá igualmente para comentar la situación económica en la UE y en España y Portugal en particular.

Rajoy llega a esta cita anual con una serie de datos económicos que considera que son una muestra de la recuperación y de que se ha entrado ya en la senda del crecimiento económico y la creación de empleo.

Por su parte, Pasos Coelho acude a ella con la satisfacción de haber finalizado en mayo el programa de asistencia financiera al que ha estado sometido Portugal tras el rescate de que fue objeto por parte de la UE, pero con el revés de que el Tribunal Constitucional de su país haya anulado varias medidas de ahorro incluidas en los Presupuestos del Estado de 2014.

En ese contexto económico, se da por seguro que los dos jefes de Gobierno reiterarán su llamamiento a la UE para adoptar medidas en favor del crecimiento y la creación de empleo.

Rajoy ya reclamó esta semana en Bruselas a las instituciones financieras comunitarias una política "mas expansiva"para superar definitivamente la crisis.

Cuestiones relativas a transportes entre los dos países o a las relaciones comerciales bilaterales estarán presentes también en la cita de Vidago.

Rajoy estará acompañado en ella por los ministros de Asuntos Exteriores, Interior, Industria, Empleo, Defensa y Fomento, además de por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, y la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas.