Actualidad

Fainé confía en un acuerdo Cataluña-España y asegura no tener «un plan B»

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé, se ha mostrado hoy confiado en que, pasado el ciclo electoral de 2015, "seguirá habiendo reuniones"y habrá un "acuerdo"entre Cataluña y España, y ha asegurado que este banco "no tiene ningún plan B"ante una hipotética independencia de Cataluña.

En la rueda de prensa de presentación de los resultados de 2014, Fainé ha dejado claro que CaixaBank está "al margen"de los procesos electorales "y de la política".

Ha destacado que Cataluña es una "tierra muy abierta"en la que caben "todo tipo de opiniones", y en relación al escenario que se abrirá tras las elecciones catalanas del 27 de septiembre, ha comentado: "Seguro que seguirá habiendo reuniones y se llegará a un acuerdo, porque lo razonable siempre acaba saliendo".

A la pregunta de si La Caixa tiene un plan B ante una eventual independencia de Cataluña, Fainé ha subrayado: "claramente no tenemos ningún plan B de nada".

Asimismo, también ha negado que haya habido una fuga de depósitos por el debate soberanista, y ha aclarado que cualquier pérdida o ganancia de pasivo responde simplemente a la competencia entre entidades financieras.

Por otra parte, Fainé ha opinado que el ciclo electoral previsto para este año -municipales, autonómicas y generales- no alterará la dinámica de crecimiento de la economía española, y ha mostrado "respeto"por todas las opciones políticas.

En este punto, ha dicho que sigue "confiando en los políticos"y en los acuerdos que puedan tomar.

Fainé ha asegurado que, a pesar de que la sucesión de elecciones puede hacer "perder un año", hay "muchos factores"que sustentan el crecimiento de la economía española.

Entre ellos, ha mencionado la depreciación de euro, que favorece las exportaciones; la reforma fiscal, que dejará más dinero en manos de los contribuyentes, o la caída del precio del petróleo, entre otros.

Con todo, Fainé también ha apuntado que los años electorales suelen ser "buenos"en materia de aumento del gasto público.

Preguntado por el anticipo electoral en Cataluña, ha asegurado que "siempre ha sido un país de negociación"y se ha mostrado confiado en que, finalmente, acabarán imperando "los caminos lógicos".

A la pregunta de si el próximo plan estratégico de la entidad contemplará factores políticos, Fainé ha dicho que "en ningún caso"y ha asegurado que cuando va a Madrid "me comentan cosas pero no noto nada".