FCC pierde 179,4 millones, lastrada por el área de cemento

Las actividades medioambientales (servicios, gestión de residuos y agua) fueron las que más aportaron al ebitda con el 51,9 % del total.

El magnate mexicano Carlos Slim controla el 61 % de FCC

FCC perdió 179,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, debido, sobre todo, al impacto negativo del negocio de cemento

FCC perdió 179,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone multiplicar por trece las pérdidas de 13,6 millones contabilizadas un año antes, debido al impacto negativo del negocio de cemento, la venta de Globalvía y gastos devengados por el impuesto de sociedades.

De hecho, el negocio de cemento registró una pérdida de 43 millones y un ajuste en el fondo de comercio del área de 299,9 millones de euros. Además, el impuesto de sociedades incorpora un gasto devengado de 32,3 millones en el periodo, frente a un ingreso de 24,1 millones del año anterior.

Por otro lado, también se ha contabilizado una pérdida de 7,3 millones tras la venta de la filial de concesiones Globalvía, según las cuentas remitidas por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Con estos datos la compañía vuelve a pérdidas después de haber entrado en beneficios en el primer semestre.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se elevó un 3,4 %, hasta los 613,3 millones, gracias a la reducción de los gastos de estructura y administración en el conjunto del grupo y de producción en cemento.

Las actividades medioambientales (servicios, gestión de residuos y agua) fueron las que más aportaron al ebitda con el 51,9 % del total.

Los ingresos del grupo, controlado en un 61 % por el magnate mexicano Carlos Slim, cayeron un 8,6 % hasta los 4.380 millones, debido a la caída de la demanda del área de construcción en España en un 36,4 %.

España fue el principal mercado de la compañía con unos ingresos de 2.262,3, el 10,5 % menos.

El principal negocio del grupo por facturación fue el área de Servicios Medioambientales, con unos ingresos de 2.047,7 millones, el 4,2 % menos, debido a la caída en Reino Unido.

Los ingresos de construcción alcanzaron 1.134,4 millones, el 20,4 % menos, por la contracción de la facturación en España.

Los mercados internacionales representaron el 64,1 % de total del área, el 7,4 % menos.

Los ingresos de la división de Agua se redujeron un 4,3 % hasta 747,4 millones por la disminución de la actividad en el mercado doméstico como consecuencia de las restricciones en la inversión pública.

No obstante, se espera que este descenso se vea compensado parcialmente en el futuro con un incremento de ingresos internacionales tras los nuevos contratos obtenidos en Iberoamérica y Oriente Medio.

La facturación generada por el cemento cayó un 1,6 % hasta 429,3 millones, debido al retroceso del 1,1 % en las ventas de cemento y más pronunciado en otras actividades (hormigón, mortero, áridos y tratamiento de residuos en Estados Unidos).

En España los ingresos se contrajeron un 6,1 %.

A 30 de septiembre, la deuda financiera bruta se redujo en 1.609,8 millones con respecto al cierre del año anterior, hasta los 4.176,7 millones.

Efe