Finaliza sin ofertas el octavo plazo de venta del aeropuerto de Ciudad Real

Vista de las instalaciones del Aeropuerto Centro de Ciudad Real, cuyo octavo plazo fijado para la venta ha concluido sin que se hayan registrado ofertas de compra
Vista de las instalaciones del Aeropuerto Centro de Ciudad Real, cuyo octavo plazo fijado para la venta ha concluido sin que se hayan registrado ofertas de compra

El octavo plazo fijado para vender el Aeropuerto Central de Ciudad Real ha concluido sin que se hayan registrado ofertas de compra.

La ampliación del nuevo plazo solicitado por los administradores que gestionan el concurso de acreedores de la empresa dueña de la infraestructura ha concluido sin que se haya producido “ninguna novedad”, han explicado a Efe fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM).

A finales de octubre, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 y de lo Mercantil de Ciudad Real ampliaba hasta finales de año el plazo de venta del Aeropuerto de Ciudad Real, manteniendo su precio mínimo de venta en 80 millones de euros, ante la existencia de “posibles inversores” interesados en adquirir la infraestructura aeroportuaria.

Durante este nuevo proceso se ha vuelto a mantener el precio de venta, pero se ha introducido la novedad de que esta fase finalizaría anticipadamente para todos los posibles interesados en el momento en que se presentase una primera oferta que fuera admitida por la administración concursal, al cumplir los términos y con las condiciones que se requieren.

También se mantenía en este proceso la forma de enajenación de la explotación unitaria de la concursada, en cualquiera de las tres configuraciones previstas en el plan de liquidación.

Los administradores concursales justificaron en octubre esta decisión ante el juzgado al considerar “viable” la enajenación del aeropuerto a través del procedimiento de venta directa, si bien, de momento no se ha tenido noticias de la presentación de nuevas ofertas.

El aeropuerto de Ciudad Real, el primero construido con capital privado, echó el cierre definitivo en abril de 2012, después que comenzara a funcionar en diciembre de 2008.

Tras entrar en concurso de acreedores, los administradores concursales cifraron su deuda en cerca de 320 millones de euros.

La infraestructura, que tiene una pista de 4.000 metros y una terminal de 28.000 metros cuadrados con capacidad para 5 millones de viajeros, fue la primera internacional de carácter privado que se abrió en España y desde hace un año está a la venta.