Globalia tiene interés en la privatización de la aerolínea TAP

Uno de los aviones de la aerolínea TAP
Uno de los aviones de la aerolínea TAP

El director de Air Europa en Portugal, José Mínguez, confirmó hoy que la compañía a la que pertenece la aerolínea, Globalia, está "dentro de las negociaciones"sobre la privatización de TAP.

En declaraciones recogidas por medios lusos desde Oporto, donde participó en el acto de presentación de la nueva ruta que conectará la ciudad lusa con Madrid, Mínguez aseguró que no dispone de información detallada sobre las conversaciones.

"La negociación está liderada por nuestro holding, Globalia", se limitó a aclarar el directivo de Air Europa.

El grupo Globalia, creado por el empresario español Juan José Hidalgo, además de su negocio de transporte aéreo tiene intereses en diferentes sectores dentro del área turística, como las agencias de viaje (Halcón Viajes, Viajes Ecuador), los hoteles (Be Live Hotels) o el alquiler de automóviles (Pepecar), entre otros.

El Gobierno portugués estudia en este momento la posibilidad de lanzar un concurso para privatizar la compañía aérea TAP después del intento fallido de 2012, cuando rechazó la única oferta presentada entonces, la del magnate colombiano-brasileño Germán Efromovich, por un valor que rondaba entonces los 340 millones de euros.

Medios lusos especularon hoy con la posibilidad de que en esta operación el Ejecutivo desee incluir una empresa de mantenimiento aéreo abierta en Brasil, también en manos del Estado luso.

Globalia y TAP ya fueron socias entre 2004 y 2008, cuando gestionaron juntas la empresa de servicios de asistencia en tierra Groundforce Portugal.

La firma española ganó un concurso público y se hizo con el 50,1 % de la compañía, hasta entonces en manos de la propia TAP, que le recompró ese porcentaje cuatro años después tras la aparición de "diferencias"entre ambas.

Interrogado sobre si aquella ruptura afectará a las actuales negociaciones, el directivo de Air Europa subrayó que se trata "de otra situación, otro modelo de negocio".

Además de Air Europa, también aspiran a comprar TAP el empresario portugués Miguel Pais do Amaral, el brasileño David Neeleman y el magnate colombiano-brasileño German Efromovich.

La aerolínea lusa nació en la década de 1940, fue privatizada y posteriormente nacionalizada en 1975 con la Revolución de los Claveles.

Actualmente dispone de una flota de 71 aviones, transporta al año a cerca de 10 millones de pasajeros, cuenta con más de 7.500 empleados y en 2013 registró un beneficio de 34 millones de euros, aunque acumula una deuda que se calcula en unos 600 millones de euros, aproximadamente.