Imprescindibles en la mesa europea

Las empresas acuícolas de Murcia mantendrán las ayudas de la Unión

Las empresas acuícolas de Murcia mantendrán las ayudas de la Unión

Recomiendan los expertos económicos para las situaciones de crisis proteger a los sectores más expuestos a los cambios de tendencia productiva, mantener todo aquello que funcione sin necesidad de recurrir a la ayuda externa que provoque un mayor endeudamiento de las empresas y, sobre todo, potenciar los ámbitos generadores de riqueza y empleo de aquellos otros en decadencia. Se trata, en definitiva, de apostar por una economía con capacidad de supervivencia que permita una mayor productividad y consolide su situación estratégica. La agricultura del Levante español es un buen ejemplo de ello. Y eso, justamente, es lo que hizo días atrás el presidente murciano, Ramón Luis Valcárcel, al lograr que la actividad pesquera de la Región tenga «un trato especial» en el Fondo Europeo Marítimo Pesquero 2014-2020, que permitirá potenciar el sector acuícola a través de las ayudas comunitarias y su consolidación estratégica como uno de los principales suministradores piscícola de las mesas europeas. No en vano, la costa murciana, con más de 250 kilómetros de costa en los que faenan buena parte de sus 206 barcos de su flota operativa, cuenta además con 14 instalaciones de cultivos marinos que dan trabajo a más de 320 trabajadores directos y 1.500 indirectos, con una producción anual superior a las 9.500 toneladas, la mayor de ella dedicada a la exportación. Parte de Alicante y Almería también podrán verse beneficiadas de esas ayudas que buscan dar oxígeno a un sector en franca competencia con nuestros vecinos de Turquía y Marruecos.

Con los caladeros atlánticos donde faenan buena parte de nuestros barcos sometidos a los caprichos de Marruecos, los riesgos de nuestra flota pesquera en el Índico, los recientes episodios en Gibraltar y las continuas moratorias de la UE, la industria pesquera española no atraviesa uno de sus mejores momentos, al que hay que añadir la incertidumbre creciente sobre el futuro de un sector cada vez menos subvencionado. Por eso tiene vital importancia que Valcárcel lograra el pasado jueves en el acto de elaboración del Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre las «Directrices Estratégicas para el Desarrollo Sostenible de la Acuicultura Europea», que el Sureste español no quede descolgado de las ayudas estructurales 2014-2020 y, además, se contemple la posibilidad de un Plan Estratégico propio para su desarrollo, lo que significará más «oportunidades». Valcárcel destacó que en los últimos 30 años el ritmo mundial de crecimiento de la actividad acuícola de la Región de Murcia ha crecido un 8 por ciento anual, lo que coloca a España con un 20 por ciento de la producción acuícola total de la UE, en inmejorables condiciones en producción de atún rojo, lubinas, corvina y dorada, además del panga o el camarón, pese a ser de agua dulce.