Inditex supera los 3.000 millones de beneficio y genera 2.480 puestos de trabajo en España

El gigante textil aporta el 2% del total del Impuesto sobre Sociedades recaudado en el país.

Por cadenas, Zara facturó 15.394 millones, el 13 % más.
Por cadenas, Zara facturó 15.394 millones, el 13 % más.

El gigante textil aporta el 2% del total del Impuesto sobre Sociedades recaudado en el país.

Haya crisis, bonanza o periodo de entreguerras, Inditex crece y afianza cada año más su condición de rey mundial de la distribución de moda. La compañía con sede en Arteixo (La Coruña) informó ayer de que en 2016 logró superar por primera vez la barrera de los 3.000 millones de euros de beneficio (3.157 millones), después de incrementar un 12% sus ventas, hasta los 23.311 millones. Aunque el incremento de su superficie comercial (279 aperturas netas, hasta sumar 7.292 establecimientos en 93 países) siempre ayuda a vender más, en tiendas comparables, variable que sirve para medir la salud del negocio, su facturación creció un 10%, frente al 8,5% de 2015.

España mostró un desempeño «saludable», en palabras del presidente de Inditex, Pablo Isla. La facturación creció un 6,2% y la compañía no tiene la sensación de haber tocado techo en este mercado, según manifestó Isla. Además de ser su principal mercado, con el 17% de las ventas totales, España es también la sede de las oficinas centrales de la compañía y su principal «hub» logístico. Ambos aspectos tienen una importante repercusión en el empleo, la actividad y la fiscalidad del país. De los 9.596 puestos de trabajo que la matriz de Zara o Massimo Dutti creó en todo el mundo, 2.480 se generaron en España, donde su plantilla suma ya 48.589 empleados. Vinculado al efecto sede, se genera un negocio de empresas proveedoras –7.500 el año pasado– que facturaron a Inditex 4.629 millones, con un impacto en el empleo, directo e indirecto, de 50.000 empleos.

En términos globales, la contribución fiscal de Inditex ascendió a más de 5.600 millones de euros, de los que 1.616 millones se quedaron en España, entre la suma de impuestos directos e indirectos recaudados.

Durante los últimos cinco años, la tasa efectiva media del Impuesto sobre Sociedades soportada por Inditex fue del 26,38%. Esto supone una aportación de más de 2.000 millones de euros, cantidad que equivale a más del 2% del total recaudado por el Estado por este tributo.

Durante 2016, el grupo invirtió 1.432 millones de euros para financiar su expansión y un modelo más sostenible, cifra que se prevé aumente este año hasta los 1.500 millones. El ritmo de aperturas será similar al de los últimos años, dentro de su estrategia de nuevas tiendas significativas en los principales emplazamientos comerciales del mundo. En este sentido, el próximo 7 de abril inaugurará en Madrid la tienda de Zara más grande del mundo. Con más de 6.000 metros cuadrados de superficie, estará situada en el número 79 del Paseo de la Castellana, en pleno centro financiero de la capital, en la zona de Azca.

Por cadenas, Zara concentró tres cuartas partes de las ventas de 2016, con 15.394 millones de euros. Le siguieron Bershka (2.012), Massimo Dutti (1.630), Pull&Bear (1.566), Stradivarius (1.343), Zara Home (774), Oysho (509) y Uterqüe (83).