La Audiencia Nacional imputa a la mujer del fundador de Gowex

Agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía registraron ayer en Madrid durante horas la sede central de Gowex y un local alquilado utilizado para  almacenar documentos
Agentes de la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF) de la Policía registraron ayer en Madrid durante horas la sede central de Gowex y un local alquilado utilizado para almacenar documentos

La nómina de imputados del «caso Gowex» incluye desde ayer, además del fundador de la compañía de redes wifi Jenaro García, a nueve personas más, entre ellas su esposa, María Florencia Maté. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz la ha citado a declarar, al igual que a otros tres ex directivos de la sociedad, al auditor de sus cuentas y a cuatro supuestos testaferros de una decena de empresas. El magistrado ordenó a primera hora de la mañana el registro de la sede central de Gowex en el madrileño Paseo de la Castellana, que se prolongó durante todo el día, y de un local alquilado en el que la empresa almacenaba diversa documentación que ahora será analizada minuciosamente.

Del mismo modo, Pedraz ha empezado a seguir el rastro de los más de tres millones en fondos de inversión de los que dispone García en Luxemburgo a través de la sociedad Arcole Venture. El instructor ha despachado una comisión rogatoria a ese país para que el Banco Popular de Luxemburgo le informe de las cuentas vinculadas al fundador de Gowex y su esposa o a la empresa citada.

Mañana tendrán que declarar ante Pedraz la mujer de Jenaro García, Florencia Maté Garabito, de nacionalidad costarricense, y el ex consejero de Gowex Francisco Manuel Martínez Marugán, que ostenta el cargo de director financiero de la compañía de redes wifi. La esposa de García también figura como consejera y, además, según fuentes jurídicas, es administradora de Arcole Ventura –la sociedad titular de la cuenta luxemburguesa con más de tres millones de euros– y de otra empresa radicada en Costa Rica, su país de origen, «a la que supuestamente enviaron dinero».

El próximo viernes comparecerán, también como imputados, Javier Solsona, igualmente consejero de Gowex, donde es director del área corporativa, y José Antonio Díaz Villanueva, auditor de la compañía y representante de la empresa M&A Auditores. En su declaración del pasado lunes, García contó al juez Pedraz que no recuerda cómo entró en contacto con Díaz Villanueva para encargarle las auditorías de la empresa y, del mismo modo, manifestó que desconoce cómo se llevaban a cabo esas revisiones de la situación financiera de Gowex. Fuentes de la investigación apuntan que presumiblemente era el propio García quien efectuaba esos informes, limitándose Díaz Villanueva «a poner la firma». Sólo así, añaden, se explica que la empresa auditora no reparase en que las cuentas de Gowex se falsearon al menos desde 2004, tal y como ha reconocido su fundador al juez.

El próximo lunes les tocará el turno a cuatro supuestos testaferros de los que se habría servido García para tejer una red de empresas fantasma con las que falsear las facturas y poder cuadrar las cuentas de Gowex. Javier Martín Vaquero, administrador de K10 Market Medios Publicitarios SL, Esperada de Inversiones SL y Consultoría Asesoría y Comunicación SL; Guadalupe Esmeralda Almeida Figueroa, administradora de R.I. Tic Broker SL, CEI Netcom, Tic Broker Group, FM Twenty One Telecom Network SL; Juan Cañamero González, representante de Seasuntel SL, y Antonio Salmerón Campos, de Panel Consulting y Solutions SL y Line Informática SL, deberán explicar al magistrado qué funciones desarrollaban en esas sociedades. Se da la circunstancia de que Guadalupe Esmeralda Almeida era, según confirmaron fuentes jurídicas, la empleada de hogar del ex presidente de Gowex y su esposa, que se encargaba de cuidar a sus dos hijos.

Por último, el próximo día 28 el magistrado tomará declaración como imputado a Ricardo Moreno, quien fue consejero de Gowex hasta hace dos años.

A última hora de la tarde de ayer, el registro de la sede central de la compañía de redes wifi todavía continuaba, sobre todo porque a los agentes de la UDEF les estaba llevando mucho tiempo clonar toda la información contenida en los ordenadores. En un principio, el juez Pedraz autorizó el registro hasta medianoche, por lo que no es descartable que esa medida tenga que ser finalmente prorrogada, apuntaron las fuentes consultadas.

Los trabajadores se movilizan

En su petición de información a Luxemburgo, el magistrado reclama cualquier dato relativo a «cuentas, fondos de inversión, préstamos, créditos, tarjetas, saldos y cualquiera otros productos financieros» de los que dispongan en el Banco Popular de ese país tanto Jenaro García como su esposa y la sociedad Arcole Venture.

Por otro lado, setenta de los 150 trabajadores de Gowex solicitarán al juez en los próximos días su personación en la causa, informa Ep. Los empleados de la firma especializada en redes wifi aseguraron el pasado jueves en un comunicado ser «absolutamente ajenos» a las decisiones y a las actuaciones adoptadas por la dirección de la compañía.

Asimismo, en dicho comunicado los trabajadores decían sentirse, junto a los accionistas, los «grandes afectados» por la actual situación de incertidumbre que vive la compañía. Igualmente, reclamaban una «rápida» actuación por parte de la Justicia con el objetivo de «minimizar» el daño causado y devolver la «normalidad» a su actividad.