La CE y el BCE responden a Chipre que trabajarán en base al rescate actual

La Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) recalcaron hoy que trabajarán en base al rescate actual con Chipre y subrayaron que no hay alternativas viables a la estrategia diseñada para salvar la isla mediterránea.

La Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE) recalcaron hoy que trabajarán en base al rescate actual con Chipre y subrayaron que no hay alternativas viables a la estrategia diseñada para salvar la isla mediterránea.

"Hemos acordado recientemente un programa para Chipre y trabajaremos en base a éste", señaló el vicepresidente de la CE y responsable de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, a su llegada a la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona (Eurogrupo).

El miembro germano del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), Jörg Asmussen, por su parte, urgió a las autoridades chipriotas a "trabajar juntos y a hacer lo máximo para restaurar la confianza en el sector financiero"de la isla.

"No hay ninguna alternativa viable que la de implementar al cien por cien la estrategia establecida en el memorando de entendimiento"del rescate de hasta 10.000 millones de euros a Chipre, señaló.

El Eurogrupo no contempla renegociar el programa de asistencia financiera concedido a Chipre y las condiciones pactadas con el país como contrapartida, pero discutirán la carta enviada por el presidente chipriota, Nikos Anastasiadis, a la troika (CE, BCE y FMI) el 6 de junio, en la que solicitaba ayuda ante los problemas que está planteando el memorando del rescate.

Fuentes de la eurozona han indicado que el debate se centrará en las cuestiones que la misiva plantea que tienen un "vínculo directo"con el programa de asistencia financiera, aunque "no habrá una gran remodelación"del mismo.

La ministra austríaca de Finanzas, Maria Fekter, consideró por su parte que la carta de Anastasiadis será recibida con "incomprensión"por parte de sus socios de la eurozona ante su solicitud de reabrir el debate sobre un rescate que aún no ha sido finalizado pero sí ha requerido ya ayuda financiera europea.

"Siempre estamos dispuestos al diálogo, pero hay un contrato (en la forma de un memorando de entendimiento) que ha pasado por parlamentos nacionales, también por el chipriota y cuestionarlo ahora es una declaración política valiente que uno solo puede hacer cuando se tiene una solución mejor y yo la desconozco", dijo Fekter.

El Gobierno chipriota ha negado que quiera renegociar el rescate al afirmar que "la presentación de algunas dificultades prácticas y la búsqueda de soluciones colectivas con nuestros socios, en el ámbito de las instituciones europeas, en ningún caso significa el rechazo de lo que ha sido acordado", dijo el portavoz.

Recalcó que "algunas de estas soluciones prácticas han sido dadas también en casos como el de Grecia, Portugal o Irlanda".

En la misiva, el presidente chipriota solicitaba un "activo y tangible apoyo"a los acreedores de su país, ante la situación critica en la que se encuentra la economía de Chipre.

Subrayaba la vulnerabilidad del sistema bancario tras la decisión del Eurogrupo de imponer una reestructuración del sector tan acelerada, con grandes pérdidas para ahorradores con depósitos superiores a los 100.000 euros en las dos principales entidades financieras.

También reprochaba a los representantes de la troika que insistan en mantener las "devastadoras"restricciones bancarias, en vez de "encontrar una solución viable y duradera para la liquidez"del sistema bancario y de la economía.

Para evitar que su sistema bancario se derrumbara, Nicosia se vio obligada a cerrar su segunda mayor entidad, el Banco Popular (Laikí), mientras está en el aire la supervivencia de la principal, el Banco de Chipre.