La deuda pública alcanza el 100% del PIB en septiembre

La incertidumbre de los mercados obliga a elevar el interés de los bonos

La incertidumbre de los mercados obliga a elevar el interés de los bonos

El conjunto de las administraciones públicas tiene una deuda de 1,104 billones de euros, después de aumentar en el mes de septiembre en 2.822 millones. Esta cifra equivale al 100% del Producto Interior Bruto, de acuerdo con los datos publicados ayer por el banco de España. En los últimos doce meses, la financiación bruta a las administraciones públicas ha crecido en 37.326 millones de euros. El objetivo del Gobierno es finalizar el año con una deuda equivalente al 99,14% del PIB. Fuentes del Ministerio de Economía aseguran que pese a las oscilaciones de los últimos meses, derivadas de los diferentes calendarios para las emisiones y las amortizaciones, el dato se cumplirá a final del ejercicio.

El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se encuentra en valores a medio y largo plazo, que suponen tres cuartas partes de la deuda total y que son los que explican casi todo el incremento en septiembre. Estos préstamos aumentaron en 8.526 millones de euros respecto al mes anterior, hasta los 832.853 millones de euros, y en tasa interanual registraron un crecimiento del 6,4%. Por su parte, la deuda pública en valores a corto plazo aumentó en septiembre en 336 millones de euros, hasta los 78.815 millones. En el último año, los valores a corto plazo en manos de las administraciones públicas se han reducido en un 0,70%.

Ayer, el Tesoro captó en los mercados un total de 3.858 millones de euros en bonos a tres y cinco años y obligaciones a diez, aunque para ello tuvo que elevar el interés a pagar, debido a la mayor tensión que hay en los mercados ante las expectativas de que aumente la inflación y suban los tipos de interés en Estados Unidos. España colocó 1.973 millones en deuda a diez años a un tipo marginal del 1,511, ligeramente por debajo del que se paga en el mercado secundario (donde los poseedores de títulos de deuda pueden comprar o vender directamente los títulos adquiridos en las emisiones). En la subasta de ayer España tuvo que volver a pagar por los bonos a tres años, que en dos ocasiones anteriores se habían colocado en negativo. Según los expertos, los inversores menos proclives al riesgo sieguen exigiendo mayores intereses ante el más que previsible cambio de rumbo de la política monetaria en EE UU. La prima de riesgo cerró ayer en 131 puntos básicos, con el bono rondando 1,6%.