La deuda pública cae en 2015 por primera vez desde el inicio de la crisis

Según el ministro de Economía, Luis de Guindos, la deuda pública en porcentaje del PIB ha bajado en 2015 por primera vez desde 2008 y ha cerrado en el 99% del PIB, frente al 99,3% de 2014

La Razón
La RazónLa Razón

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha destacado este martes que la deuda pública en porcentaje del PIB ha bajado en 2015 por primera vez desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica. Así, la deuda ha cerrado en el 99% del PIB, frente al 99,3% de 2014.

Guindos, que ha pronunciado una conferencia sobre la economía española en Salamanca, ha indicado que esta reducción es una señal "muy positiva"y demuestra el "esfuerzo de contención"del déficit público que se ha realizado en los últimos años, a lo que también ha contribuido el crecimiento de la economía española.

Preguntado explícitamente sobre la deuda de Cataluña, el ministro de Economía dijo que el Gobierno siempre va a "estar detrás"de las comunidades autónomas que tienen cerrados los accesos a la financiación y que siempre les va a prestar su apoyo, porque la financiación de los gobiernos autonómicos es "indispensable"para mantener los servicios públicos esenciales.

Y es que, según los datos hechos públicos por el Banco de España, la deuda del conjunto de las administraciones públicas se situó en el cuarto trimestre de este año en 1,070 billones de euros, 7.562 millones de euros más que en el trimestre anterior.

Sin embargo, en porcentaje del PIB desciende tres décimas, hasta el 99%, como consecuencia del crecimiento de la economía española entre octubre y diciembre.

Este porcentaje es, al cierre de 2015, tres décimas superior al objetivo del Gobierno para todo el año, que se sitúa en el 98,7%, de acuerdo con la última actualización del Programa de Estabilidad remitido a Bruselas. En términos interanuales, la deuda pública repuntó en el cuarto trimestre un 3,5%, mientras que en relación con el trimestre anterior, registró un avance del 0,7%.

Del total de la deuda pública en manos de las administraciones públicas, el 87,7% (938.799 millones de euros) se corresponde con el endeudamiento de la Administración Central, mientras que las comunidades autónomas suponen el 24,4% de la deuda total (261.268 millones) y las corporaciones locales, el 3,2% (35.147 millones). Por su parte, la Seguridad Social cuenta con el 1,6% de todo el endeudamiento (17.188 millones).

En cuanto a la evolución de la deuda en el cuarto trimestre en cada una de las administraciones, tanto el Estado central como las comunidades autónomas han incrementado su endeudamiento respecto al trimestre anterior, con un aumento del 0,4% en el caso del Estado y un alza del 3,2% en las regiones. En el caso de la Seguridad Social, la deuda descendió en nueve millones de euros, con lo que se mantuvo prácticamente estable, mientras que los ayuntamientos lo hicieron en un 4,6%.

Por comunidades autónomas, Cataluña (72.274 millones de euros), Comunidad Valenciana (41.753 millones), Andalucía (31.365 millones) y Madrid (27.646 millones) siguen concentrando el 66,2% de toda la deuda en manos de los gobiernos autonómicos en el cuarto trimestre. En todos estos casos la deuda creció respecto al trimestre anterior.

A continuación, figuran las comunidades de Castilla-La Mancha (13.426 millones), Castilla y León (10.557 millones), Galicia (10.375 millones), País Vasco (9.486 millones), Islas Baleares (8.306 millones) y Murcia (7.601 millones).

Cierran la tabla Aragón (6.930 millones), Canarias (6.649 millones), Asturias (3.876 millones), Extremadura (3.576 millones), Navarra (3.322 millones), Cantabria (2.691 millones) y La Rioja (1.436 millones).

En porcentaje del PIB, la Comunidad Valenciana, con un endeudamiento que supone ya el 41,3%, sigue encabezando a las regiones más endeudadas en relación a su riqueza, seguida de Castilla-La Mancha, con el 35,5%, y Cataluña, con el 35,3%. En cambio, la Comunidad de Madrid (13,6% del PIB), País Vasco (14,4%) y Canarias (15,7%) son las que menor deuda tienen respecto al PIB.

En cuanto a los ayuntamientos, entre los que cuentan con más de medio millón de habitantes, Madrid, con una deuda de 4.767 millones de euros, sigue en cabeza de las corporaciones locales más endeudadas, cifra que contrasta con el endeudamiento del ayuntamiento de Barcelona, situado en 836 millones en el cuarto trimestre.