La fortuna de Jenaro García en Luxemburgo se eleva a cinco millones

Pedraz ordena el bloqueo de la cuenta del fundador de Gowex

El director financiero de Gowex. Martínez Marugán, ayer, tras declarar en la Audiencia Nacional
El director financiero de Gowex. Martínez Marugán, ayer, tras declarar en la Audiencia Nacional

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha ordenado el bloqueo de la cuenta del fundador de Gowex en el Banco Popular de Luxemburgo, en la que afirmó contar con un saldo de más de tres millones de euros, aunque la cantidad de la que en realidad dispone Jenaro García, según ha podido saber LA RAZÓN, es de alrededor de cinco millones de euros.

El magistrado esperaba interrogar ayer como imputados tanto a la esposa de García, Florencia Maté, como al director financiero de la compañía, Francisco Manuel Martínez Marugán, pero sólo este último se presentó a declarar y, tras una hora y media ante el juez, salió, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, en libertad bajo fianza de 50.000 euros, que tendrá que pagar antes de 15 días si no quiere entrar en prisión.

Maté había comunicado previamente al juzgado que cuando se le notificó que debía declarar como imputada se encontraba en Costa Rica, país del que es natural, por lo que le resultaba materialmente imposible cumplir con el mandato judicial. Pedraz le ha citado de nuevo el próximo día 28 y, si no comparece, acordará su busca y captura. Menos explicaciones sobre su paradero ha dado el auditor de Gowex, José Antonio Díaz Villanueva, a quien la Policía Judicial no ha podido localizar ni en sus dos domicilios ni telefónicamente para notificarle la citación para que declarase hoy en la Audiencia Nacional, por lo que el juez ha ordenado ya su detención.

En su declaración ante Pedraz, Martínez Marugán confirmó al magistrado la existencia de una doble facturación en Gowex para maquillar sus cuentas, pero descargó toda la responsabilidad de esa actuación en Jenaro García.

Según explicó, el fundador de la compañía de redes wifi «le daba las facturas y le decía lo que tenía que hacer», informaron fuentes jurídicas. Él era, en definitiva, un simple mandado, un mero administrativo muy lejos de un verdadero director financiero, como rezaba su cargo. Su cargo, se excusó, era meramente formal. «Obedecía» lo que me decía el presidente», insistió.

Sueldo de 80.000 euros

Martínez Marugán –que según confirmó cobraba 80.000 euros al año– recordó que en un principio García le comunicó que había creado tres empresas para maquillar las cuentas de Gowex. Más adelante, continuó, le aseguró que eran necesarias más sociedades para el cruce de facturas, momento en el que le expresó, según él, sus reticencias. El fundador de Gowex no se anduvo por las ramas y le «recordó» que ya no podía abandonar porque estaba involucrado de lleno en las irregularidades. Incluso, añadieron las fuentes consultadas, le amenazó con hablar con sus amistades para que no le diesen trabajo en caso de que abandonara Gowex.

«Tenía una personalidad muy fuerte», pretextó el imputado, «que hablaba muy despacio», para justificar que, finalmente, decidiese seguir adelante. De hecho, al margen de la presumible estrategia procesal de derivar la responsabilidad a su jefe, fuentes jurídicas aseguran que Martínez Marugán se mostró en su declaración judicial «como amedrentado ante la figura de Jenaro García».

Martínez Marugán es consejero de Gowex, donde figuraba como director financiero, pero también está vinculado a dos sociedades, Panel Consulting y Line Informática Profesional, que figuran entre los principales clientes de la división de Netcom de Gowex: Su administrador, Antonio Salmerón, declarará el lunes como imputado ante el juez Pedraz.

El magistrado ha acordado también solicitar a través de un oficio al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) que le remita el informe que tiene pendiente sobre las supuestas irregularidades en Gowex.

El juez de la Audiencia Nacional ha imputado a Jenaro García tres delitos de falseamiento de cuentas, de información económica y financiera y de uso de información relevante, castigados en su conjunto con penas que superan los diez años de prisión.

Fianza de 600.000 euros

Pedraz dejó el pasado lunes en libertad provisional al ex fundador de Gowex –que reconoció el falseamiento de las cuentas de la compañía en los últimos diez años mediante la triangulación de facturas falsas– pero le dio un plazo de 15 días para pagar una fianza de 600.000 euros si quiere evitar entrar en prisión.

Fuentes de la investigación apuntan que la esposa de Jenaro García puede ser administradora de una empresa radicada en Costa Rica, a la que Gowex habría desviado dinero, por lo que habrá que constatar que la presencia de Florencia Maté en el país centroamericano en las mismas fechas en que su marido declaraba en la Audiencia Nacional y ella misma resultaba imputada en la causa no guarda ninguna relación con esa supuesta actividad de la compañía de redes wifi.