Actualidad

La oposición rechaza la propuesta del Gobierno de mejorar las pensiones de madres con hijos

Los partidos de la oposición mostraron este martes su rechazo a la propuesta del Gobierno de complementar con entre un 5% y un 15% las pensiones de las madres con más de dos hijos

Los partidos de la oposición mostraron este martes su rechazo a la propuesta del Gobierno de complementar con entre un 5% y un 15% las pensiones de las madres con más de dos hijos, informa Servimedia

Tras la intervención del secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, en la comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados, los grupos parlamentarios de la oposición mostraron su rechazo a esta propuesta.

En su comparecencia, Burgos defendió que el objetivo de esta propuesta “no es fomentar la natalidad, sino no penalizarla”. En este sentido, recordó que existe en la actualidad una “brecha prestacional” entre las pensiones que perciben los hombres y las que tienen las mujeres, que en conjunto son un 38,4% menores.

Así, el Ejecutivo propone complementar en un 5% la pensión de las mujeres con dos hijos, un 10% la de aquellas con tres y un 15% la de las que tengan más descendientes.

La previsión del Gobierno es que esta medida entrase en vigor en el año 2016 y que durante ese ejercicio el número de beneficiarias ascendiese a 123.357 mujeres, con un coste de 51,6 millones de euros. Estas cifras irían creciendo año tras año, situándose en 455.504 beneficiarias y 329,3 millones en el 2019.

Sin embargo, teniendo en cuenta que la medida no parece que pueda aprobarse en esta legislatura, su implementación parece complicada, dado que el conjunto de la oposición se ha opuesto a ella.

En concreto, la portavoz del PSOE en esta comisión, Isabel López i Chamosa, tachó la propuesta del Ejecutivo de ser “totalmente insuficiente”, así como “arbitraria y caprichosa”. “¿Por qué a unas mujeres sí y a otras no? ¿Por qué a las que se jubilan en 2016 y no a las que lo hacen en 2015?”, cuestionó la diputada socialista al secrtario de Estado.

En su opinión, el verdadero problema de las mujeres que se van a jubilar es que, en un 40%, “no alcanzan una cotización suficiente” para acceder a la prestación contributiva.

El único en la oposición que abrió la puerta a negociar esta propuesta fue el representante de CiU, Carles Campuzano, quien, a pesar de criticar que la medida tiene un “doble pecado original”, instó a Burgos a “ser capaz de generar el clima político que pueda permitir que la medida resuelva los principales problemas de las mujeres”, que son el reto demográfico y el problema de la brecha entre hombres y mujeres. Para el diputado catalán esta propuesta no resuelve esos problemas, por lo que asevera que el Ejecutivo tiene que ir “más allá”.

Además, Campuzano denunció, dentro de ese “doble pecado original”, que la propuesta es una “medida efectista que se vende bien en los medios de comunicación pero que no es ni la principal respuesta a estos problemas”.

PIRÓMANO

Por parte de La Izquierda Plural, su portavoz Joan Coscubiela lamentó que la propuesta no resuelve la “fuerte discriminación laboral de las mujeres” y criticó que el Gobierno presente esta propuesta, ya que considera que es “como si un pirómano nos viene a vender un seguro anti incendios”.

En cuanto al PNV, Emilio Olabarría consideró que la iniciativa del Gobierno es “demasiado innovadora como para plantearla en este Pacto de Toledo y en una legislatura declinante”.

Además, tachó de “aberración” que el Ejecutivo plantee un “premio vinculado a la procreación”, y aseguró que en ningún país del entorno una propuesta así “sería planteable desde el punto de vista intelectual”.

Por UPyD Rafael Calduch no rechazó estudiar la medida pero advirtió que “no puede ser el instrumento que justifique no abordar las medidas necesarias para las mujeres que son madres en el presente”. También dijo que es “una medida electoralista”, aunque considera que eso “no es criticable en año electoral”, y agregó que “es insuficiente”, por lo que concluyó que “tiene serias dudas sobre por qué apoyarlo”.

Por último, en representación del Grupo Mixto la diputada del BNG Olaia Fernández Davila criticó que el Ejecutivo “reduzca el problema” de las bajas pensiones “a una cuestión de maternidad”. “La razón de las bajas pensiones es la baja contributividad por los bajos salarios por esa diferencia salarial del 30%”, agregó.

“DE OTRO SIGLO”

Ante esta respuesta de la oposición, el secretario de Estado afirmó que si en otros países como Francia “les oyeran, pensarían que están en un debate del siglo pasado”.

En este sentido, lamentó que a los grupos parlamentarios la propuesta “les haya parecido inconveniente o franquista”, pero les advirtió que “tendrán que explicar por qué no colaboran en una medida de este tipo”.

Así, acusó a los grupos de la oposición de “apuntarse a todo lo que pueda ser hostil a las propuestas del Gobierno”. SERVIMEDIA