La vendimia se retrasa en Aragón por la lluvia pero será de calidad

La Razón
La RazónLa Razón

Zaragoza- Las cuatro denominaciones de origen del vino en Aragón –Cariñena, Borja, Somontano y Calatayud– se preparan para la vendimia, que llegará con retraso debido al carácter más frío y lluvioso de este año, pero que también ha propiciado un aumento de la producción en la mayoría de ellas. Del mismo modo, las abundantes precipitaciones registradas a lo largo del año habrían mejorado la calidad de la uva, aunque se han tenido que realizar esfuerzos en los tratamientos para evitar afecciones sanitarias debido a la humedad, según han informado a Efe fuentes de las cuatro denominaciones aragonesas. La Denominación de Origen del Somontano espera una producción un 20 por ciento mayor y de gran calidad, y aunque tradicionalmente es la primera en la recolección, adelantándose al mes de agosto, no se prevé que se comiencen a recoger las principales variedades hasta prácticamente el mes de septiembre. Asimismo, la cantidad de kilos de uva previstos es también del orden de un 12 o 13 por ciento mayor en Cariñena. Estas lluvias, además de propiciar la recuperación tras unas cosechas por debajo de la media y de retrasar el comienzo de la recogida hasta mediados de septiembre, han evitado problemas mayores, pues muchas explotaciones estaban muy deterioradas tras tres años de extrema sequía. Por contra, en Calatayud se espera una cosecha normal, del orden de los ocho millones de kilos, aunque la garnacha no ha resultado tan afectada como en el resto de zonas y también llegará con retraso. La nota negativa viene del Campo de Borja, donde se prevé una disminución debido fundamentalmente a las graves incidencias que ha causado el pedrisco.