Las empresas canarias mejoran su calificación crediticia y logran un aprobado

Todos los sectores obtienen en 2014 un «rating» superior a 5 (BBB-), pasando de grado especulativo en 2013(4,76) a grado de inversión un años más tarde, con una nota de 5,01, según Bravo Capital

Las empresas canarias han mejorado su «rating» en el periodo de 2013 y 2014, logrando el aprobado y situándose en el último año en un 5,01 (BBB-). Así lo ha desvelado el Informe Canarias500, elaborado por Bravo Capital.

Según los datos que recoge este análisis, las empresas de Canarias han mejorado su calificación crediticia un 6% de 2012 a 2013, pasando de un 4,49 a un 4,76, y un 3,8% de 2013 a 2014, alcanzando un 5,01. Esto implica que las empresas que más facturaron en la Comunidad Canaria en 2014 han pasado de grado especulativo en 2012 y 2013 a grado de inversión (BBB-) en 2014.

El objetivo del este informe es el análisis de la evolución de los principales datos de las cuentas de resultados y de los balances, así como diferentes ratios de solvencia, liquidez o apalancamiento, de las empresas más grandes de la Comunidad Canaria en los años 2012, 2013 y 2014. El informe representa el 5% de las empresas de la región y el 66% de la cifra de negocios de dichas compañías.

El sistema de calificación crediticia de Bravo Capital valora las empresas con una puntuación entre 0 y 10, siendo 10 la mejor valoración, con su equivalencia en el estándar de letras en el mercado financiero. La mayor calificación, AAA, equivale a una nota superior o igual a 9,9. Utilizando esta metodología, se ha calificado las empresas con una nota numérica y su equivalente rating en formato letra, siguiendo el estándar internacional.

Otros datos de relevancia son las ventas y la financiación. La cifra de negocio de las empresas canarias aumentó un 10% en 2013 y un 9% en 2014, hasta alcanzar los 21.527millones de euros, a la vez que financiaron el 50% de sus activos con recursos propios.

El turismo sigue siendo la principal base de la economía de la Comunidad Canaria. Es importante saber que la contribución de este sector al empleo representó el 36% en 2014 y ha seguido creciendo en 2015 hasta los 129.500 trabajadores (a pesar de eso Canarias sigue siendo una de las comunidades más castigadas por el paro en España, solo superada por Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla). El número de personas que viajaban en crucero o en avión a las islas, aumentó desde el 2005 un 135% y un 17%, respectivamente.

La evolución de las empresas analizadas en el informe de Bravo Capital Canarias500 ha sido prácticamente plana, mostrando a lo largo de los años analizados un índice de financiación con recursos propios del 50%. Es importante señalar que, para estos años, el ratio es más alto en las Islas Canarias que en la media del país, el cual se situó en el 29% en 2012, en el 31% en 2013, y en el 29% de nuevo en 2014.

Las empresas canarias aumentaron un 10% sus ventas en 2013, y un 9% entre 2013 y 2014, alcanzando la cifra de 21.527 millones de euros. Cabe destacar que no hay ningún sector que reduzca sus ventas en 2014. Esto muestra síntomas de la mejora de la demanda y el consumo en la comunidad. Más todavía en 2014, donde todos los sectores aumentan sus ventas. Son comercio, ocio y turismo, servicios y construcción los que tienen un peso mayor de las ventas en la región. De hecho, representan el 70% del total de la cifra de negocio de Canarias500.

Es importante saber que, a pesar de la clara caída de los precios en 2013 y 2014, todos los sectores han aumentado su cifra de negocio durante los años analizados, lo que significa que el volumen de ventas ha aumentado.

Esta tendencia es una buena señal de la demanda interna canaria y, en general, de la recuperación económica en esta comunidad autónoma. El mayor Ebitda agregado del periodo analizado, lo encontramos en el 2014, muestra de que este ha sido un muy buen año para las empresas Canarias500.

Asimismo, las empresas analizadas para realizar el Informe Canarias500 registraron una deuda financiera agregada bruta de 6.891 millones de euros en el año 2014, lo que supone una disminución del 4% respecto a 2013.

En cuanto a la deuda financiera a corto plazo, muestra una disminución del 18% en 2013 y del 8% en 2014, por lo que, las empresas tuvieron en 2014 una deuda financiera cortoplacista menor que al principio del periodo. Los tres sectores que más han disminuido su deuda a corto plazo en 2014 son energía y petróleo, comercio minorista y agricultura ganadería y pesca.

Respecto a la deuda financiera a largo plazo, aumentó de forma constante, un 3% en 2013 y 2014 pasando de 4.771 millones de euros a 5.062 millones. Un dato que no afecta negativamente si a la vez disminuye la de corto plazo.

Cabe mencionar que, según el «Análisis de Coyuntura de Compañías Españolas Cotizadas» de Bravo Capital, el ratio del total agregado de la economía española se sitúa en 4x en 2012 y 2013, y 4,1x en 2014; lo que quiere decir que, en 2013 y 2014, la comunidad canaria ha estado por encima de la media española, esto es, la Comunidad Canaria posee un ratio peor que la media de España.

Las caídas más pronunciadas, tanto en 2013 como en 2014, se produjeron en los sectores de agricultura (a pesar de que exportan el 90% de plátano a la Península Ibérica), información y comunicaciones y construcción.