Las vacaciones a crédito de dos millones de españoles

Devolver los 1.789 euros de media que gastaremos este verano les costará 49,3 euros adicionales a quienes financien su salida

Turistas disfrutando de las playas mexicanas
Turistas disfrutando de las playas mexicanas

Devolver los 1.789 euros de media que gastaremos este verano les costará 49,3 euros adicionales a quienes financien su salida

Este verano, el 60% de los españoles (28 millones) saldrá de vacaciones, unos días de relax por los que habrá que abonar una media de 1.789 euros por persona, un 10% más (163 euros) que el año pasado. Para hacer frente a este gasto, 3 millones de personas aplazarán sus gastos (un 17% del total) y, de ellas, el 1,9 millones (un 65%) usará un producto de financiación que le supondrá asumir algún coste. ¿Cuánto? Un informe de la web del ahorro Kelisto.es revela que quienes decidan financiar su descanso estival tendrán que pagar per cápita 49,3 euros de media en concepto de intereses, lo que supone un gasto total de 97,7 millones de euros.

A la hora de aplazar los gastos de las vacaciones, los préstamos personales serán la opción más elegida (47%), seguida de la financiación ofrecida por los propios establecimientos donde se contratan los viajes (46%), las tarjetas de crédito (25%) y los préstamos de amigos y familiares (9%).

«Hasta hace no mucho, las tarjetas de crédito eran el producto más elegido para financiar un gasto extra como las vacaciones de verano, especialmente por su flexibilidad y por la escasa oferta de préstamos para cantidades relativamente pequeñas que había en el mercado. Sin embargo, el aumento de las propuestas de la banca ha permitido que se produzca un cambio de tendencia. Eso sí, esta variación ha venido acompañada de un aumento en el coste de los préstamos, que

tradicionalmente habían resultado mucho más económicos que las tarjetas», explica la portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es, Estefanía González.

«Los plásticos que ofrecen pago aplazado aplican un interés medio del 17,97% TIN (Tipo de Interés Nominal): un 19,59% en el caso de las tarjetas con vinculación bancaria (las que se conceden a quienes son clientes de un banco) y un 16,36% en el caso de las que no exigen cambiar de entidad

para su contratación. Por su parte, los préstamos aplican, de media, un TIN del 6,35%, un 64% inferior al de las tarjetas. Ahora bien, si se tienen en cuenta las comisiones y gastos asociados a este tipo de productos, el coste de ambos tipos de productos resulta mucho más parecido», añade.

«Para financiar un gasto como el de las vacaciones (1.800 euros), en tres meses, la TAE (Tasa Anual Equivalente) media que se asumiría con una tarjeta de crédito es del 19,88%: un 21,62% con tarjetas con vinculación y un 18,15% con las sin vinculación. Con los préstamos, la TAE se quedaría en el 19,11%, un 4% menos: la diferencia, por tanto, es pequeña, aunque, en la práctica eso supone un ahorro de 5,06 euros por persona en intereses (10 millones de euros de ahorro en total), remarca González.

Cataluña, Andalucía y Madrid, las comunidades que más recurren al crédito

Las comunidades autónomas en las que más personas recurrirán a la financiación para abonar las vacaciones de verano son Andalucía (361.282 personas, el 18,23% de las que pagarán a plazos), seguida de Cataluña (315.558; el 15,92%), la Comunidad de Madrid (282.323; 14,25%) y la Comunidad Valenciana (209.117; el 10,55).

En el extremo contrario, se situarán Melilla (3.488 personas; el 0,18%), Ceuta (3.632; el 0,18%), La Rioja (12.993; 0,66%) y Cantabria (24.467; 1,23%).