Los expertos defienden que se prime la eficiencia sobre la presencia en el trabajo

Facilitar el compromiso y la responsabilidad de los trabajadores dando prioridad a la eficiencia sobre la presencia y reivindicar la conciliación en la negociación colectiva son conclusiones a las que han llegado los expertos en el VII Congreso Nacional para Racionalizar los Horarios Españoles.

En este foro se han alcanzado un total de dieciséis conclusiones que, junto a once propuestas del comité ejecutivo de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, fruto de diez años de trabajo, se trasladarán a partir de mañana a las instituciones, organizaciones y la sociedad civil.

Así lo ha señalado hoy el presidente de dicha comisión, Ignacio Buqueras, en la clausura de este octavo congreso, celebrado ayer y hoy en Zaragoza con el lema "Horarios Racionales Ya", y en la que ha abogado por un "gran pacto nacional"para que "las palabras se conviertan en hechos".

Una clausura en la que han intervenido la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, y la presidenta de la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados, Carmen Quintanilla.

En el congreso, organizado también por la Asociación para la Racionalización de los Horarios Españoles, han participado alrededor de 200 personas del mundo económico, mediático, político, sindical y social y se han celebrado cuatro mesas redondas en las que se ha abordado esta cuestión desde diferentes prismas.

Entre sus conclusiones, el conductor del evento, Ángel Lafuente, ha citado que la empresa facilite el compromiso y la responsabilidad de sus trabajadores dando prioridad a la eficiencia sobre la presencia y que es necesario avanzar en conciliación con el acuerdo de los agentes sociales, organizaciones empresariales y sindicales, reivindicándola en la negociación colectiva.

También se ha pedido que España adopte ya el huso horario que le corresponde conforme a su situación geográfica -meridiano de Greenwich- y que las administraciones, empezando por el Gobierno de España, cumplan el Plan Concilia de 2005 y la resolución de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas que señala que la jornada laboral debe finalizar a las 18.00 horas.

También han insistido en que las televisiones públicas y privadas finalicen sus programas de máxima audiencia a las 23.00 horas, al igual que los espectáculos.

El presidente de la Comisión Nacional ha señalado que espera que este sea el último congreso porque eso significará que España habrá dejado de ser una "singularidad"entre los países europeos en una cuestión de tanta importancia y que afecta a todas las personas, desde que se levantan hasta que se acuestan.

Buqueras ha pedido que desde la escuela se enseñe a los alumnos a dar valor al tiempo y a gestionarlo, que se respeten las ocho horas de sueño necesarias para el óptimo rendimiento de la mayor parte de las personas y que exista coordinación entre los horarios escolares, laborales y comerciales.

También ha dicho que "la puntualidad se cumpla a rajatabla", algo que debe ser una exigencia ética, y que en el mundo laboral se sustituya la cultura presencial por la de la eficiencia buscando la excelencia, porque "trabajar más no significa producir más".

Para el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, es una necesidad urgente el cambio de los horarios en España donde no se valora en su "justa medida"el propio tiempo. "Somos omnipresentes en el trabajo y ausentes en casa", ha dicho.

En este sentido, y dentro de la batería de acciones que diseña el Ministerio para conciliar la vida familiar, laboral y personal, Moreno ha anunciado la puesta en marcha en diciembre de una experiencia piloto en doce localidades, dotada con 1,5 millones de euros, con el objetivo de elaborar herramientas que propicien cada vez más la igualdad efectiva entre hombres y mujeres.