Actualidad

Los pensionistas perderán poder adquisitivo pese a la subida del 0,25%

Todas las previsiones apuntan a que los precios aumentarán más de un 1% en 2018.

Todas las previsiones apuntan a que los precios aumentarán más de un 1% en 2018.

Aunque las pensiones subirán, 2018 será un año de pérdida de poder adquisitivo para los receptores de estas pagas. El Gobierno tiene previsto aprobar hoy en el Consejo de Ministros un incremento del 0,25% de estos subsidios, el mínimo legal contemplado. Sin embargo, todas las previsiones apuntan a que los precios subirán el año próximo por encima del 1%. Conclusión: los pensionistas volverán a perder poder adquisitivo el año próximo, como ya les ha ocurrido en el presente, después de otra revalorización del 0,25% y de que los precios hayan subido ya hasta noviembre un 1,6%, según el INE.

Si se cumple el escenario más positivo para los pensionistas, el proyectado por la CEOE, los precios aumentarán un 1,1% el año próximo. En el más pesimista, el del Instituto de Estudios Económicos (IEE), se dispararán un 1,8%. Las previsiones de los organismos oficiales colocan el IPC entre ambos extremos: un 1,3%, según el Banco de España; un 1,4%, según la Comunidad Europea; un 1,5%, según el FMI; y un 1,4%, según la OCDE.

Con esta subida, la pensión mínima de jubilación de una persona con 65 o más años y cónyuge a cargo será de 788,9 euros mensuales en catorce pagas, según cálculos de Ep. Los que no tengan cónyuge cobrarán un mínimo de 639,3 euros, mientras que los que tienen cónyuge pero no a cargo percibirán 606,7 euros mensuales. Para los menores de 65 años con cónyuge a cargo subirán hasta 739,5 euros, y las de los menores de 65 años sin cónyuge ascenderán a 598 euros. La pensión mínima de viudedad con cargas familiares se situará en 739,5 euros mensuales. La cuantía mínima de la pensión de viudedad para titulares con 65 años o con una discapacidad en grado igual o superior al 65% será de 639,3 euros al mes, mientras que las pensiones mínimas de viudedad para personas con entre 60 y 64 años será de 598 euros al mes. Para los titulares de pensiones de viudedad con menos de 60 años el importe mínimo alcanzará en 2018 los 484,2 euros al mes. Asimismo, la pensión mínima de gran invalidez con cónyuge a cargo pasará a 1.183,4 euros mensuales, mientras que la de gran invalidez sin cónyuge subirá hasta los 959 euros.

2.580 euros de máxima

La pensión mínima de incapacidad permanente absoluta ascenderá a 788,9 euros mensuales por catorce pagas, en tanto que las pensiones de orfandad y en favor de familiares tendrán un importe mínimo de 195,3 euros mensuales. La cuantía de la pensión máxima pasará desde 2.573,7 euros mensuales a 2.580,1 euros.

El incremento del 0,25% de las pensiones es el mínimo legal establecido en la fórmula de revalorización contemplada en la última reforma del sistema de pensiones. El modelo tiene en cuenta los gastos e ingresos del sistema y establece una horquilla de revalorización de las pagas que va desde el 0,25% hasta un máximo de un 0,5% más el IPC. Con este mecanismo, pactado por el Partido Popular y el Partido Socialista, lo que se pretende es hacer económicamente sostenible el sistema a la vista del progresivo crecimiento del número de pensionistas. Si en 2007 el número de pensiones era de 8,33 millones, este año se cerrará en 9,58 millones. Esta espiral ha disparado la nómina mensual desde los 5.657 millones hasta los 8.881 millones con el agravante de que el número de cotizantes que las sufragan está en declive y apenas alcanza 2,2 por pensionista, lo que está poniendo en jaque los ingresos.