Los rumores hunden a DIA

La cadena pierde un 19% tras un informe que asegura que pedirá una quita de su deuda a la banca.

Una mujer compra en un establecimiento de DIA
Una mujer compra en un establecimiento de DIA

La cadena pierde un 19% tras un informe que asegura que pedirá una quita de su deuda a la banca.

Entre rumores de problemas para atender el pago de su deuda y de tensiones con sus proveedores, DIA sufrió ayer un descalabro bursátil de grandes proporciones. La cadena de distribución alimentaria cayó un 19% y cerró la jornada en los 0,41 euros. En lo que va de ejercicio, la compañía ha perdido casi un 90% de su valor bursátil, lo que la llevará a ser sustituida en el Ibex el próximo día 15 por Ence.

El catalizador del desplome bursátil de DIA fue un informe de Bankinter. La entidad financiera asegura que ante el temor de no poder hacer frente al pago de sus deudas el año que viene, la compañía y el fondo Letterone Investment, máximo accionista con el 29,9% de su capital, habrían comunicado a la banca la necesidad de hacer una quita. Letterone, en el que participa el millonario ruso Mikhail Fridman, habría exigido tal condición antes de acometer cualquier inyección de capital, según el informe de Bankinter. DIA tiene pendientes de pago dos créditos sindicatos por valor de 525 millones de euros y bonos por otros 900 millones. «El mercado da por descontado que habrá una quita, puesto que los bonos, que expiran en seis meses, cotizan con un descuento del 31% sobre el valor nominal. Los bonos que expiran en 2021 y 2023 cotizan entre el 55% y el 49% de su valor nominal», según Bankinter.

Al documento se sumaron informaciones periodísticas que apuntaban que algunos proveedores estarían también apretando a la cadena con los pagos.

DIA salió al paso de ambas cuestiones negándolas al cierre del mercado. En un comunicado enviado a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), la compañía aseguró que «en ningún momento ha propuesto a sus bancos acreedores ninguna quita o cualquier otra alternativa que no sea la del pleno reconocimiento y abono de las cantidades adeudadas a ellos y al resto de acreedores financieros». La cadena aseguró que se encuentra en «conversaciones muy avanzadas con sus bancos acreedores de referencia con el fin de alcanzar un acuerdo para refinanciar la deuda bancaria del Grupo DIA, lo que será oportunamente notificado a los mercados». La firma también aseguró que cuenta con el «pleno apoyo de sus proveedores y demás socios comerciales, a los que une relaciones comerciales que vienen siendo satisfechas por todas las partes de manera óptima».

DIA ha perdido cuota de mercado en España durante el último año y actualmente concentra el 7,4% de las ventas, por detrás de Mercadona (25,6%) y Carrefour (8,2%). A pesar de contar con una de las redes de tiendas más amplia, su capilaridad no le está sirviendo para frenar el empuje de cadenas como Mercadona o la alemana Lidl. A sus problemas en el mercado doméstico se suma también el mal momento de países donde tiene presencia como Brasil o Argentina.