Los salarios, la falta de reconocimiento y de motivación, las mayores preocupaciones de los españoles en materia de empleo

Para las mujeres, el presentismo y las jornadas largas de trabajo se convierte en la tercera preocupación más nombrada

Los salarios no acordes a la experiencia y a la formación acreditada por los profesionales son la mayor preocupación de los encuestados (74%) por el portal de empleo Infojobs.

Los salarios no acordes a la experiencia y a la formación acreditada por los profesionales son la mayor preocupación de los encuestados (74%) por el portal de empleo Infojobs. Según los resultados de su “I Barómetro de Empleo”, los siguientes aspectos del mercado que más preocupan a la población activa española son la falta de reconocimiento en el trabajo (69%); la falta de motivación en el trabajo (64%) y el presentismo, los horarios y las jornadas largas de trabajo (62%). La precariedad laboral derivada de la contratación temporal, mencionada en un 59% de los casos, completa el top 5 de las preocupaciones más nombradas. El sexto aspecto que más preocupa es la falta de un ambiente sano en la empresa (57,7%). Le sigue el paro entre mayores de 45 años (57%), el retraso de la edad jubilación (57%), el estrés que produce el exceso o urgencia de trabajo (55%) y el salario mínimo interprofesional (SMI) que para el 54% de los encuestados sigue siendo insuficiente. Un 77% considera que el SMI debería estar entre 1.000 y 1.500 euros frente a los 900 euros que se paga en la actualidad. En el otro extremo del ranking se sitúan cuestiones como la falta de desconexión del trabajo debido al desarrollo del mundo digital con un 33% de menciones, y la robotización con un 21%.

Los salarios no acordes a la experiencia y formación, así como la falta de reconocimiento en el trabajo y la falta de motivación son nombradas tanto por hombres como por mujeres dentro de las cinco primeras preocupaciones. Las dos primeras coinciden en el mismo orden, pero, a partir de ahí, la cosa cambia. Mientras que para las mujeres, el presentismo y las jornadas largas de trabajo se convierte en la tercera preocupación más nombrada (65%), no lo es tanto para las hombres que la sitúan en séptima posición (59,5%). Pero la mayor diferencia entre géneros se detecta en la preocupación acerca de la brecha salarial entre hombres y mujeres: una cuestión que se erige como la quinta preocupación para las mujeres (62%), y solo preocupa al 37% de los hombres situándose en el puesto 16. Por su parte, los hombres incluyen en su top 5 de preocupaciones el paro entre los mayores de 45 años, ocupando la cuarta posición, mientras que en el caso de las mujeres ésta cae hasta la décimo primera posición. La diferencia es significativa, ya que es una de las mayores preocupaciones para un 61% de hombres, pero solo para un 52% de mujeres. Lo mismo ocurre con el retraso en la edad de jubilación, que es la quinta preocupación para los hombres (61%) y la décima en el caso de las mujeres (52%).

También hay diferencias por edades. No es extraño que para los jóvenes de entre 16 y 24 años, la preocupación más frecuente sea el paro juvenil, según el 72% de los encuestados. Le siguen que los salarios no son acordes a la experiencia y la formación (65%) y la falta de motivación en el trabajo (65%). Es a este grupo de edad al que más le preocupa que haya un ambiente sano en la empresa, con un 65% de menciones y ocupando la cuarta posición en el ranking. La quinta posición la ocupa el importe del SMI (62%), preocupación que en ranking global cae a la décima posición.

Asimismo se aprecian diferencias significativas en los segmentos de edad de los 45 años y de los mayores de 55 años. Para ellos, el paro entre mayores de 45 años ocupa la primera posición (75%) y la cuarta posición (67%) del ranking respectivamente . También es relevante el retraso en la edad de jubilación, que ocupa la quinta y la tercera posición del ranking con puntajes del 61% y 68% respectivamente.

Los datos ponen también de manifiesto que, aunque los salarios son una preocupación común a todos los grupos de edad, son los encuestados entre 25 y 34 años los que más tienen en cuenta este asunto. De hecho, del total de personas de los 25 a los 34 años que mencionan esta preocupación (74%), un 17% la sitúan en primer lugar.

Si bien los salarios repiten como principal preocupación para ocupados y desocupados, los profesionales en paro situán la precariedad laboral como segunda mayor preocupación (68%). Una preocupación que ocupa la quinta posición en el ranking global, con un 59% de menciones. La tercera posición en el ranking entre las personas en situación de desempleo es la falta de reconocimiento en el trabajo (67,5%). En cuarta y quinta posición se encuentra que el salario mínimo sigue siendo insuficiente, con un 66% de menciones. La brecha salarial preocupa más a los desocupados (54%) que a los ocupados (47,5%)

Los mandos intermedios y los directivos prestan más atención a los salarios

En lo que respecta a las diferencias por nivel laboral, las más significativas se encuentran entre los directivos y entre los mandos intermedios con respecto al resto. Así pues, este grupo de trabajadores presta más atención a los salarios, y el 81% y el 72% de estos encuestados respectivamente declara que, todavía a día de hoy, los salarios no son acordes a la experiencia y formación de los profesionales.