Actualidad

Rajoy: «La subida del 11% no se va a trasladar al recibo de la luz»

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy al término del último Consejo Europeo
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy al término del último Consejo Europeo

El Gobierno está trabajando en "fijar un precio alternativo"de la electricidad al establecido en la subasta eléctrica de ayer al considerar "exagerado"y "no justificado"su resultado, anunció el presidente del Gobierno. "Lo importante es que esa subida no se va a trasladar al recibo de la luz", ha dicho.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha considerado hoy que la subida de la luz prevista tras la última subasta eléctrica realizada ayer era "exagerada"e injustificada y ha explicado que el Ejecutivo trabaja para lograr un procedimiento para fijar un precio alternativo.

Rajoy se ha referido a la subida de la tarifa eléctrica en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Bruselas al término de la reunión del Consejo Europeo.

El jefe del Ejecutivo ya avanzó anoche, cuando abandonaba la primera jornada de la cumbre de la UE, que el Gobierno iba a intentar arreglar que no hubiera una subida de la luz como la que se había dicho tras la última subasta eléctrica y que se preveía en torno al 11 por ciento.

Hoy ha explicado que lo primero que hizo el Gobierno tras conocer el resultado de la subasta eléctrica fue dirigirse a la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia porque era "exagerada"y no estaba "en absoluto justificada".

Después de que el dictamen de esa comisión haya concluido que han concurrido circunstancias atípicas en esa subasta y haya recomendado al Gobierno no validarla, el Ministerio de Industria la ha anulado y, por tanto, según ha insistido Rajoy, no se va a trasladar al recibo de la luz el precio resultante de la misma.

"El Gobierno está trabajando en un procedimiento para fijar un precio alternativo al de la subasta y ha pedido a la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia un informe a tal fin", ha explicado Rajoy antes de precisar que esta cuestión se resolverá antes de fin de año porque se trata del precio de la luz a partir del 1 de enero de 2014.

Ante la pregunta de si cree que la subasta de ayer fue un órdago de las eléctricas, ha dicho que él, como presidente del Gobierno, siempre ha de ser prudente y no ha querido entrar en esas consideraciones.

A su juicio, lo sustancial es que el resultado de la subasta no se va a trasladar al recibo de la luz.

También ha dicho que no hay que adelantar acontecimientos al pedirle que aclarara si era posible que se aprobara por decreto una nueva regulación de las subastas eléctricas.

Subasta

La subasta celebrada ayer, la denominada Cesur, arrojó un incremento del coste de la energía del 25,6 %, lo que supondría en un alza en la tarifa final del 10,5 %, a lo que se sumaría el incremento de los peajes, algo menos del 1 %, avanzado por el Gobierno.

En un comunicado, el regulador señala que desde hace cuatro años ha recomendado cambiar el esquema de subasta y recuerda que ya había iniciado un proceso de información previa para analizar los movimientos inusuales que se estaban produciendo en la fijación de precios del mercado mayorista.

El pronunciamiento de la CNMC se ha comunicado a las 04:15 horas de la madrugada a la Secretaría de Estado de la Energía y al Operador del Mercado Ibérico Español (OMIE), que es el organismo encargado de trasladarlo a los agentes participantes en la subasta.

La CNMC hará público el informe detallando los motivos que justifican su decisión.

Tras conocerse ayer los resultados de la subasta, que apuntaban a un incremento de la luz del 11 % en enero, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, emplazó a la validación de los datos por Competencia antes de tomar otras medidas.

"Espero y deseo que (este repunte) sea frenado", declaró el ministro que consideró "inaceptable"el encarecimiento de la subasta Cesur.

La tarifa eléctrica de último recurso o TUR, que a partir de enero se denominará precio voluntario al pequeño consumidor, está formada por dos elementos, los peajes y el coste de la energía, que representan alrededor de la mitad de la factura cada uno, y a los que se suman los impuestos.

Los peajes los fija el Gobierno a través de una orden ministerial y sirven para retribuir todas las actividades reconocidas al sistema.

La otra parte, el coste de la energía, se decide en estas subastas trimestrales Cesur.