Actualidad

Seat quiere democratizar el coche eléctrico

La compañía lanzará en un año un modelo de tamaño medio como el León a precio asequible y en dos meses el Mii electric

La compañía lanzará en un año un modelo de tamaño medio como el León a precio asequible y en dos meses el Mii electric.

Publicidad

Dice Luca de Meo, presidente de Seat, que en diez años los coches eléctricos "van a ser más baratos"que los de motor de combustión. Según el directivo, los vehículos diésel y de gasolina tendrán que asumir costes para la instalación de filtros y sensores antiemisiones para cumplir con las emisiones anticontaminación, lo que encarecerá su precio. Pero por el momento, los vehículos eléctricos son cuatro veces más caros que los de combustión.

Para que el coche eléctrico no sea un artículo de lujo al alcance de unos pocos, Seat va a poner en marcha en apenas dos meses su estrategia para democratizar estos coches. En ese plazo, comenzará su ofensiva eléctrica con el lanzamiento del Mii electric, el primer vehículo 100% eléctrico de la compañía y que tendrá un precio de salida de 21.230 millones de euros. Y dentro de un año, la compañía pondrá en el mercado un coche eléctrico de tamaño medio como el León "a precio asequible", según anunció De Meo ayer en un desayuno informativo organizado por Foro de la Nueva Economía.

Como recordó De Meo, el Grupo Volkswagen, al que pertenece la marca española, invertirá entre 2020 y 2022 más de 40.000 millones de euros en todo el mundo para la fabricación de hasta 70 modelos eléctricos. Pero por importante que pueda ser el esfuerzo que hagan los fabricantes por electrificar su flota, de nada servirá si las administraciones no ponen de su parte, advirtió De Meo. Para el directivo italiano, es "clave"la renovación del parque automovilístico, que tiene una edad media de 12 años, para que lo reclamó ayudas a la compra, una fiscalidad verde y más puntos de recarga.

El déficit de electrolineras sigue siendo importante. Según De Meo, es necesario que se instalen hasta 800.000 puntos de recarga hasta 2040 para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones establecidos por la legislación europea, por lo que abogó por fomentar los puntos de recarga domésticos. "Actualmente, tenemos en España 11.600 gasolineras, por lo que no nos sirve únicamente cambiar las gasolineras por electrolineras", advirtió De Meo.

Publicidad

De Meo apuntó que, en los próximos dos o tres años, se avecina una suerte de "tormenta perfecta" para el sector del automóvil por la combinación de tres factores: el retroceso del mercado, la mayor inversión en I+D y el pago de multas multimillonarias por las emisiones contaminantes. Por ello, auguró que prevé más procesos de concentración como el anunciado por PSA y FCA para rebajar los costes de producción y aumentar la rentabilidad.