Sniace estudia ejecutar los 81 despidos por diferentes vías en tres años

La dirección de Sniace estudia la posibilidad de que los 81 despidos enmarcados en el plan de viabilidad, en el que también se contemplan 146 prejubilaciones, se puedan ejecutar por diferentes vías a lo largo de tres años.

Así lo ha explicado el secretario del comité, Antonio Pérez Portilla, en declaraciones a los medios y ante los 200 trabajadores concentrados en el Orecla, durante el receso para comer que se ha hecho en la reunión que representantes sindicales y de la empresa han comenzado a las 11 horas.

En la reunión, que se retomará a las 16.30 horas y que se prevé "larga"puesto que este lunes es el último día para negociar el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción para toda la plantilla, los representantes del sindicato USO han hecho una propuesta "diferente"a la que llevaba consensuada el comité.

Y es precisamente de esa propuesta de la que deriva esta posibilidad, aunque Pérez Portilla no ha querido entrar en los detalles de la misma porque "no es el momento", pero sí que ha opinado que "no ha sido el procedimiento más adecuado"por parte de USO.

En esta línea, ha afirmado que la "unidad"del comité no está "rota"porque la propuesta lleva consigo el que no haya despidos, que es lo mismo que busca el resto del comité, pero ha indicado que USO debería haber tenido un "mínimo de respeto"hacia el resto de sindicatos.

Además, Pérez Portilla ha opinado que USO podía haber adelantado su propuesta este domingo en el encierro que comenzaron los trabajadores en la fábrica de Torrelavega y en el que estaban "todos", en lugar de presentarse al comenzar la reunión con esta "propuesta brillante"-ha ironizado- que, a su juicio, va a traer "polémica".

ALGO "POSITIVO"

No obstante, el secretario del comité ha extraído algo "positivo"de la misma y del debate que ésta ha generado, ya que ha copado más de dos horas y media de las tres que ha estado reunido el comité con la empresa por la mañana, y es que, si Sniace contesta "afirmativamente"al planteamiento, este martes, 24 de septiembre, podría no haber despidos.

"Aparentemente la empresa no rechaza esa posibilidad porque no ha dicho ni sí ni no, han dicho que lo van a estudiar", ha señalado Pérez Portilla, que ha considerado que el simple hecho de que la empresa lo estudie demuestra que lo que plantea es "un problema de costes"que se podría solucionar por "vías intermedias", es decir, que ni se tiene que "reducir para el día 24"ni tiene que ser "exclusivamente a través de despidos".

En este sentido, ha manifestado que a los miembros del comité les "ha sorprendido"que Sniace "no haya negado de entrada"esa posibilidad por lo que a lo largo de la tarde intentarán "explorar esa vía".

Así, si la empresa hecha sus "cuentas"y determina que la "plantilla óptima"se puede alcanzar "en el tiempo", todas las partes lo darían "por bueno", ha adelantado Pérez Portilla, que ha matizado que de ser así sólo habría que "discutir"cómo se harían los 81 despidos, ya que las 146 prejubilaciones es "imprescindible"que se produzcan y el comité está de acuerdo con ellas "siempre que sean decentes".

Llegados al punto de los 81 despidos y cómo ejecutarlos a lo largo de tres años, el secretario del comité ha indicado que se podrían hacer por diferentes vías, como por ejemplo que los trabajadores que vayan cumpliendo los 58 años y en adelante "entren en las jubilaciones previas"o incluso a través de "reducción de jornada".

No obstante, Pérez Portilla ha insistido en que no hay que "vender la piel del oso antes de cazarlo"y que el comité va esperar a ver qué contesta Sniace a esa propuesta, con la que ha insistido en que se ha montado "un lío morrocotudo"a lo largo de la mañana no sólo porque USO no había informado de la misma, sino porque "ni siquiera"ha permitido "saber si la empresa traía algo en la cartera".

"Ahora lo que hay que hacer es explorar esa vía que se ha abierto

y ver si la empresa no pone como condición imprescindible que el día 24 haya un número tan brutal de despidos", ha ensalzado Pérez Portilla, que cree que si la empresa responde de forma afirmativa "podría ser un paso positivo"que permitiría "avanzar".